CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

Mientras hubo fuelle, hubo esperanza

No era fácil la salida que afrontaba este fin de semana el Viveros Herol. La cancha del Amenábar Zarautz,uno de los rivales directos con los que habrá que jugarse la permanencia, siempre ha sido un compromiso complicado. Sin embargo, y haciendo bueno aquello de que la fe mueve montañas, los de Álvaro Senovilla estuvieron a punto de dar una de las campanadas de la jornada.

Al Balonmano Nava le duró la gasolina hasta el minuto 50. Hasta ese momento, hubo igualdad en el luminoso e, incluso, alternancia en ciertos tramos de un partido en el que se notó que dos de los pilares del equipo, Alberto Camino y Carlos Villagrán, llegaban con ciertas mermas físicas que no les permitieron rendir como es de costumbre.

Fue en el minuto 20 de la segunda mitad, con el tanto de Darío Ajo (24-24), donde los naveros comenzaron a notar el cansancio y la falta de alternativas, ya que, al hecho de que Camino y Villagrán no se encontraban en condiciones óptimas, se sumó la baja de Simón, que no viajó con el equipo.

Hasta ese punto, Nava se había sentido, incluso, cómodo en el marcador, logrando hasta dos goles de renta que le permitieron coger aire. Y eso que, en los compases iniciales, hubo que afrontar el 5-1 del arranque y, posteriormente, un 7-2 que el ataque visitante supo neutralizar con el buen hacer de Darío, que sumó 8 tantos en la tarde de ayer. También del acierto de cara a puerta de Bruno Vírseda desde el extremo (5 tantos). Ambos fueron los estandartes de su escuadra en una segunda mitad en la que a punto estuvieron los segovianos de llevarse los dos puntos.

Fue también buena parte para Guillermo Campillo (4) que permitió mantenerse en situaciones muy puntuales a su equipo con opciones en el tanteador. Un marcador que tan solo reflejaba una ventaja de dos goles al descanso (15-13) y que permitió que, el arranque explosivo tras la charla pertinente de Senovilla en el vestuario, sirvieran de acicate para luchar hasta que que las fuerzas no dieron para más.

Eso sucedió tras la exclusión de Camino mediado el segundo tiempo, momento que Zarautz aprovechó para voltear el resultado y no ponerse por detrás más hasta lograr la victoria final, tirando sobre todo de Aguirrezabalaga (8 goles), por 31-28. Un resultado que refleja el buen juego visto en la cancha y el poco lucimiento de los porteros en una tarde en la que las segundas líneas brillaron.

Próximo reto para acercarse a la permanencia, la visita al colista, el Cisne Balonmano, que se disputará en Pontevedra el sábado a las 18.00.

 

Club Balonmano Nava          

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar