CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

El Viveros Herol BM Nava derrota al Moguer impulsado por un extraordinario ambiente

El equipo de Nacho González sentenció el partido con una fulgurante segunda mitad.

El Viveros Herol BM Nava derrota al Moguer impulsado por un extraordinario ambienteNo es ninguna noticia decir que el público de Nava de la Asunción entiende de balonmano. Sabe y mucho. Pero además controla perfectamente los tiempos y los ritmos de cada partido. Ante el PAN Moguer, en la reedición del choque que decidió la pasada Liga, la afición navera dio una verdadera exhibición de lo que significa llevar en volandas a un equipo hasta la victoria. Fue un volcán dormido en la primera parte, pero despertó en el momento preciso, de forma consciente.
 
Comenzó a rugir cuando percibió que se empezaba a desequilibrar el duelo. Entonces se levantó y creó una atmósfera que para el que lo tiene a su favor, en este caso el Viveros Herol Balonmano Nava, es un regalo del cielo. Cada ataque del Moguer mediada la segunda parte se apagaba por la presión de los aficionados, que transmitían a los jugadores de Nacho González la energía que necesitaban. El resultado fue que el Nava pasó por encima del equipo que le arrebató la Liga en la Primera Estatal la pasada temporada. Influyeron, claro está, otros aspectos aparte del ambiental. Por ejemplo, la estupenda puesta en escena de los naveros.
Salieron encendidos del vestuario y lograron un parcial de 5-1 que invitaba a calmarse. El Moguer pisaba suelo ardiendo y el Nava era una balsa de aceite en la que todos sus componentes tenían algo que decir. Carlos Villagrán, Darío Ajo, Roberto Turrado, Simón y Bruno Vírseda anotaban los que se les pedía, y Carlos Domínguez y Gamarra echaban el cerrojo atrás. Los onubenses solo se vinieron arriba en el tramo final de la primera parte, pero se fueron abajo al descanso (15-13).
El partido volvió a estar lleno de alternativas tras el descanso. Sin embargo, la conexión equipo-grada fue tan perfecta que el arreón del Nava hubiera mandado a la lona a cualquiera –al margen de que los jugadores no dejaran de resbalarse por la condensación en el pabellón–. El Moguer se mostró incapaz de contener la avalancha fulgurante de un equipo que tiene un tesoro en Darío Ajo (12 goles). Los naveros se cobraron merecida venganza por la pasada Liga.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar