CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

La primera como visitante tendrá que esperar

El Viveros Herol BM Nava cayó en su visita a Logroño en un encuentro marcado por la efectividad de los riojanos.

No pudo ser. El Viveros Herol BM Nava no pudo traerse de Logroño esa primera victoria como visitante que tanto ansía. El conjunto de Zupo se encontró con un equipo riojano pletórico ante la portería rival, y que endosó un 41-34 que se fraguó especialmente en el segundo tiempo.

En los primeros instantes de partido el BM Nava si supo plantar cara a Logroño. Del 2-1 en los primeros cinco minutos se pasó a un 5-6 en el segundo parcial que invitaba a soñar. Las paradas de Patosski y las penetraciones de los naveros en los 6 metros permitían al equipo visitante una máxima renta de dos goles, 7-9, en el minuto 12 de partido.

A partir de ahí un par de contraataques riojanos permitieron nivelar de nuevo la balanza y dar eso golpe de moral al equipo de Miguel Velasco para comenzar a cimentar su victoria. Y es que del empate a nueve se pasó a un 18-14 a dos minutos del final de la primera parte que obligó al técnico navero a pedir tiempo muerto. La actuación del pivote local y las segundas oleadas riojanas se convertían en una misión casi imposible para la BM Nava. Esa falta de intensidad hizo que la diferencia de cuatro se mantuviera cuando ambos equipos cogieron el camino de los vestuarios, 20-16.

En la segunda parte el Viveros Herol arrancó con dos de sus seguros de vida, Patotski y D´Antino para intentar reducir la desventaja. Sin embargo, las pérdidas y los errores en defensa permitieron a Logroño irse poco a poco en el marcador. Un 27-21 en los primeros diez minutos de la reanudación que ponían ya las cosas muy complicadas.

Zupo movió sus piezas y dio entrada al portero Pleh pero el rival estaba en racha y fue aumentando la ventaja a medida que pasaban los minutos. La defensa no resultaba tan efectiva como en la anterior cita contra el Ademar y los goles encajados no eran del agrado del técnico navero.

Al final, la renta local se fue hasta los siete goles, 41-34, pese a los nueve goles de D´Antino o los cinco de Gonzalo Carró. Una derrota que deja al Viveros Herol en la quinta plaza, con un balance de tres victorias y tres derrotas antes de tener que afrontar el próximo fin de semana otra salida, esta vez a la pista del Puente Genil.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar