CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

La lesión de Darío Ajo ensombreció la victoria

El partido se detuvo unos 20 minutos hasta que el pivote salió en camilla.
Una vez más el Viveros Herol Nava demostró su poderío en su cancha, esta jornada ante el equipo navarro del Beti-Onak. Una victoria cómoda sobre todo en la primera parte del partido que los naveros la cerraron con un tanteo de ocho goles a favor (10-8). Después, continúo el dominio local pero la doble defensa mixta con marcaje directo a Roberto Pérez e Ismael Villagrán dificultó su ataque y los visitantes acortaron distancias. Aún así, con Carlos Villagrán a la cabeza Bruno, Simón y Gamarra, sujetaron la ventaja en el marcador, aunque esta se redujo a los cuatro goles de la conclusión final.

Una victoria que en cierta forma quedó ensombrecida por la fuerte lesión de Darío Ajo cuando, en el minuto 47, en una penetración el lateral Miguel Echevarría, al elevarse para el lanzamiento, golpeaba con su rodilla a la del pivote navero.
El contacto fue duro y un tremendo grito de dolor dejó en silencio la cancha. Darío caía al suelo retorcido de dolor y así permaneció durante cerca de 20 minutos, hasta que abandonó la cancha en camilla. Demasiado tiempo el transcurrido para atender este accidente deportivo, incluso la pareja de la Guardia Civil, presente en el partido, hubo de trasladarse al Centro de Salud para solicitar el socorro sanitario.
Enfado general por ese hecho y dedicación de aplausos a Darío cuando los sanitarios le sacaban en camilla del pabellón polideportivo, para ser trasladado después a Segovia para efectuarle las pertinentes pruebas que determinaran la lesión de esa rodilla derecha, que posiblemente le tengo alejado una temporada de la competición.
En la comparecencia del final del partido el entrenador del conjunto navarro manifestó su apoyo moral a Darío Ajo, y reconoció que el partido del sábado se planteaba complicado ya que “sabíamos de su juego rápido e intentamos solucionarlo, pero no conseguimos ajustar la defensa ya que ellos abrieron muy rápido el marcador y en el primer tiempo sus buenas acciones defensivas y lanzamientos nos desbordaron. No estuvimos muy correctos a la hora de neutralizar ese juego”.
“En el segundo tiempo buscamos una solución diferente aplicando una doble mixta que obtuvo su resultado al romper la dinámica que llevaba el partido, y que nos permitió acercarnos en el marcador y meternos más en el partido. No obstante, los trece minutos finales sobraron a raíz de la lesión de Darío Ajo, ya que ni unos ni otros jugamos bien”, mantuvo Fernando Corichmina.
Un Beti-Onak que tuvo en esta jornada a Iker Macaya como más resolutivo y máximo anotador, aunque encontró siempre una fuerte defensa y una portería bien blindada por Ángel y Crístofer. “Conocíamos ese esquema defensivo abierto del Nava y por ello intentamos aprovechar los espacios que dejan abiertos entre los doses y los treses”, explicó.

link: El Adelantado de Segovia

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar