CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

Víctima de un fatal inicio

El Viveros Herol Nava dejó escapar al equipo cordobés y después no encontró soluciones para remontar.

No pudo ser. El Viveros Herol BM Nava viajaba a Córdoba con la firme intención de no dejar escapar ningún punto para no perder el ritmo de la cabeza, aprovechando los enfrentamientos directos entre sus predecesores en la tabla, pero un mal inicio de partido le lastró para el resto del encuentro.

La ausencia de Carlos Villagrán que cumplía su partido de sanción, la acusaron en exceso. Nueve minutos tardó el equipo navero en encontrar puerta contra el Cajasur Córdoba de Balonmano, el tiempo suficiente para que los locales se hicieran con una ventaja en el marcador que a la larga resultaría una piedra demasiado pesada e imposible de cargar. La defensa 6-0, que no era capaz de parar a los cordobeses, y la falta de apoyo desde la portería pusieron de manifiesto que no era el día de los guardametas naveros. A ello hay que añadir el escaso acierto exhibido en la finalización y las pérdidas de balón.

Desde el inicio, a los locales les resultó muy fácil llevar el partido al terreno que a ellos les venía mejor. Un partido lento, aburrido y sin ritmo que impedía que los naveros entraran en juego, aunque lo intentaran de una y mil formas. Nacho González realizó varios cambios que por un instante daban la sensación de que tendrían el efecto deseado. Alberto Quintanilla robó un par de balones para que a la contra los aprovechase Bruno Vírseda, y hubo buena circulación entre Carlos Domínguez y Nico López, que en varias ocasiones encontró el hueco en los seis metros para hacer diana. Pero ahí se quedó la reacción, en esporádicas muestra de calidad que no encontraban la continuidad necesaria.

En la reanudación, el Viveros Herol Nava demostró ser consciente de la necesidad de que se produjera un cambio en su juego, pero el Cajasur Córdoba tenía muy claro que no iban a dejar escapar el encuentro. En el minuto 47, los locales obtuvieron su máxima renta (ocho goles) y en ese momento el equipo navero ofreció sus mejores minutos. Firmó un parcial de 0-4 y y tuvo una posesión para reducir la ventaja a tres goles. Guiado por Alberto García, que jugó de lateral, y Bruno Vírseda, acertadísimo, el Nava tuvo varias oportunidades como esta para apretar las tuercas a su rival, pero no concretó y el Cajasur Córdoba le volvió a castigar.

Para su entrenador, Nacho González, el mal inicio de partido condicionó el resto. «Nos hemos sentido con la soga al cuello y hemos intentado ir más rápido de lo que debíamos. Ahí hemos cometido más errores, incluso fallando tiros claros cuando teníamos opciones de acercarnos», analizó. Tampoco le gustó al técnico vallisoletano la actuación arbitral: «El criterio arbitral te desconcierta, no le mantienen en ningún momento del partido y no sabemos a qué atenernos». A partir de ahora estará centrado, asegura, en que todos sus jugadores aporten.

link: El Norte de Castilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar