CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

Un futuro esperanzador

El equipo infantil masculino del Nava gana el campeonato de Castilla y León escolar.

Un futuro esperanzador

Al equipo infantil masculino del Club Balonmano Nava no hay quien le pare. Si apenas hace un mes se hacía con la medalla de bronce del Campeonato de Castilla y León de la categoría enfrentándose a equipos como el Ademar de León, hace unos días repetía éxitos y se proclamaba campeón escolar venciendo al equipo representante de León en la semifinal y al equipo de Zamora en la final. En esta final a cuatro que se disputó en Valladolid, el Caja Segovia Nava jugó a un nivel muy alto de balonmano y se impuso ampliamente en la semifinal al colegio San José Agustinos de León en un partido fácil en el que pudieron participar todos los jugadores y que terminó 33-13.

En la final esperaba el colegio Nuestra Señora del Rocío de Zamora y, aunque el resultado final (38-30 a favor de los naveros) pueda hacer pensar que fue un partido fácil, no fue así. El equipo navero tuvo que emplearse a fondo para parar a Zamora, que cuenta en sus filas con buenos jugadores y un gran portero. Los entrenadores plantearon el partido con una férrea defensa que permitía robar muchos balones impidiendo además que el rival dispusiera de lanzamientos cómodos. A esta excepcional defensa se sumaba el apoyo en portería con una buena actuación de los metas que propiciaban bonitos contraataques de los chicos de Santi y Nacho. Todo ello llevó al equipo de Nava de la Asunción a sumar un éxito más proclamándose campeón de Castilla y León de los Juegos Escolares.

«La clave en ambos partidos ha estado en la gran defensa realizada y en las rápidas transiciones al contraataque, que nos daban goles fáciles gracias al orden y la velocidad. El equipo se ha mostrado más seguro que en el sector federado. Es normal dado que cuanta más competición de nivel se tenga más habituados están los jugadores a este tipo de partidos», declara el entrenador, Nacho González.

El equipo infantil masculino del Balonmano Nava esta temporada ha quedado campeón de su grupo, tercero de Castilla y León en el sector federado y campeón de Castilla y León en el sector escolar. La mejora de todo el equipo a lo largo de toda la temporada ha sido espectacular y así lo remarca Santi Rodríguez. «Nuestro equipo infantil masculino está formado por grandes jugadores en el que el magnífico trabajo que están realizando tiene que dar sus frutos en los próximos años. Si bien puede haber cuatro o cinco jugadores que destacan, todos los demás hasta completar el grupo de dieciséis han trabajado muy bien durante todo el año y en este campeonato se ha notado su progresión. Estamos muy orgullosos de todos y cada uno de ellos», señala. «Todos los jugadores han subido el nivel y están preparados para dar el salto a la categoría cadete en las mejores condiciones. Los chicos tienen ganas de trabajar y tienen mucha ilusión, algo importantísimo para que puedan seguir mejorando», añade González, que vivió su último partido con el club navero.

El técnico vallisoletano ha compatibilizado su labor en el primer equipo con las categorías inferiores. «Trabajar con Nacho estos dos años ha sido muy gratificante y tanto los jugadores como yo hemos aprendido que para llegar a ser un buen jugador hay que trabajar duro y aprender día a día. Eso es lo que Nacho ha hecho, formar jugadores, no prepararles para ganar un partido sino enseñarles, para que en un futuro, formen parte del primer equipo del club», argumenta Santi Rodríguez, exjugador, directivo y responsable de las categorías inferiores masculinas del club.

Nacho González empieza una nueva etapa en su vida, nada más y nada menos que en Asobal entrenando a todo un histórico como el Cuatro Rayas Valladolid, con la responsabilidad que ello conlleva. Pero no quería partir definitivamente sin dedicar unas palabras al que ha sido su club, su afición, sus jugadores, sus amigos. «Estos dos años han sido maravillosos para mí. Solo puedo tener palabras de agradecimiento a toda la familia del Balonmano Nava por su trato durante mi etapa aquí. He crecido mucho como entrenador y como persona gracias a todos ellos», afirma.

Y confía en que la progresión del Nava continúe. «El proyecto del club es sólido y la mejora de nivel en la base es fundamental para que el proyecto siga creciendo. Poder trabajar con los chicos, ver su ilusión, es algo muy bonito, además de los buenos resultados con el primer equipo y ver la implicación que todo el mundo tiene con el club. La afición siempre nos ha tratado genial tanto en los buenos como en los malos momentos y todas las personas que colaboran con el club siempre han estado ahí. Lo único que puedo decir es gracias a todos ellos. Esté donde esté siempre seré un aficionado más de este gran club y siempre formaré parte del BM Nava», concluye el preparador vallisoletano.

link: El Norte de Castilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar