CB NavaKappaViveros Herol
shopping-bag 0
Productos: 0
Subtotal : 0,00
Ver Carrito Realizar pago

NOTICIAS

Carlos Villagrán ante la defensa de Huesca

La primera parte condena al Viveros Herol

Los Guerreros Naveros caen por 23-28 ante el Bada Huesca, que dejó con muy pocas opciones a los nuestros tras el primer acto.

El partido comenzaba con los visitantes dejando su tarjeta de visita. La defensa sólida, junta, profunda que proponían los de José Francisco Nolasco ahogaba a los locales, que no eran capaces de anotar en los cinco primeros minutos. Con el primer gol de Andrés Alonso, Nava conseguía que la retaguardia visitante se abriera un poco más, y comenzaba el intercambio de golpes hasta el 4-6, cuando se repetía el atasco y, para colmo, Bada Huesca encontraba la portería con más facilidad.

El primer tiempo muerto de Diego Dorado intentaba aclarar las ideas, tanto ofensivas como defensivas, pero el equipo volvía a la pista y el rival le borraba del mapa con un Sergio Pérez sideral, que obligaba a pedir al técnico asturiano un nuevo receso, 4-10. Emergía entonces la figura de Jorge Silva. El portugués se convertía en el principal arma para descifrar el 6:0 oscense, pero sus latigazos con la zurda quedaban en agua de borrajas ante la fragilidad defensiva. Los hombres de Nolasco conectaban con la esquina izquierda para hacer daño desde las figuras de Oier García y Adriá Pérez. El entrenador pedía el tiempo muerto y organizaba una jugada de pizarra que terminaba en gol de Janez Gucek. Pero cuando peor estaban los nuestros, un buen tanto de Darío Ajo en jugada de tiralíneas dejaba lugar a la esperanza.

Carlos Villagrán ante la defensa de Huesca

Carlos Villagrán ante la defensa de Huesca

En la reanudación, los blanquirrojos salían con una intensidad distinta; con garra; con lucha. El 7×6 que proponía Dorado dejaba sin respuesta a su homónimo en el banquillo. Huesca entraba en barrena y veía como los locales se acercaban peligrosamente. Tras haber ido perdiendo de hasta 8 tantos, el Viveros Herol se colocaba a tan solo tres. El tiempo muerto de Nolasco salvaba a sus jugadores cuando parecían noqueados. Los visitantes se recomponían en ataque, pero no lograban frenar la sangría defensiva. Un nuevo intercambio de goles dejaba a los naveros a tan solo tres dianas de la igualada, 18-21.

Pero si hay algo decisivo en este deporte, eso es la portería. Daniel Arguillas se hacía gigante ante el lanzamiento de Nicoló D´Antino, que servía para reducir la diferencia a dos. El arquero soltaba un alarido que llenaba de confianza a los suyos. Sergio Pérez y Montoya recogían el guante de Arguillas y con su conexión volvían a poner el más cinco en el luminoso.

Diego Dorado solicitaba el último tiempo muerto con nueve minutos por jugar. Los Guerreros Naveros lo intentarían hasta el final, pero Huesca jugaba sus acciones con cabeza e impedían cualquier atisbo de remontada local. Los nuestros volvían a caer. La primera parte les volvía a condenar.

23 – Viveros Herol Bm. Nava:Lamariano (Patotski); Bernabéu (2), Rodrigues, Darío Ajo (1), D’Antino (2), Moyano (2), Villagrán, Rodrigo Pérez Arce (7), Mota (2), Alonso (1), Marugán (2), Rosales, Da Silva (4), Herranz.

28 – Bada Huesca: Espinah (Arguillas); Montoya (5), Carmona (1), Tioumentsev (1), Adriá Pérez (4), Espinha, Nekrushets, Marcelo, Oier García (4), Benites, Gucek (1), Sergio Pérez (5), Miguel Malo (2), Asier Nieto (4), Joao Pinto (1).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar