El Viveros Herol Bm. Nava recibe este fin de semana al equipo palmeño, situado séptimo, a un punto de la fase de ascenso y que viene de ganar con autoridad a Zamora por 32-22.

El cuadro dirigido por Víctor Montesinos ha sufrido en este mercado invernal dos bajas muy significativas. José Antonio Consuegra era el referente en ataque y Yoel Moreno en defensa. Sin sus dos piezas fundamentales, el bloque está rearmándose para intentar entrar en fase de ascenso.

En el central aparece Alberto Ruiz. Antes de la marcha de Consuegra no contaba con tanto protagonismo, pero ahora es esencial en la dirección. Tiene un buen 2x2 del que saca partido con Julio Morgado. El pivote es el segundo máximo goleador de los suyos, gana bien la posición y se entiende con toda la primera línea, para los que genera espacios que posteriormente aprovecha.

En los laterales, Palma cuenta con tres diestros: Diego Reyes, Eloy Krook y Carlos González. El internacional chileno suele aparecer en el flanco derecho, donde cuenta con una finta muy rápida y aprovecha su movilidad para entrar entre último y penúltimo.

Eloy y Carlos juegan en la izquierda, son dos perfiles muy distintos. El primero tiene un poderoso lanzamiento que usa con infinidad de recursos técnicos. El segundo, juega más a los espacios y conecta mejor con sus compañeros.

La principal arma de los palmeños es el extremo derecho. Jesús Morales es el máximo goleador de la categoría y llega en el mejor momento de la temporada, como demuestran sus 13 tantos a Zamora en la pasada jornada.

En la portería encontramos a Ignasi Admella y Samir Montes. Ambos guardametas están cuajando una notable campaña, bien arropados por la 6:0. La defensa es la cuarta mejor de la categoría hasta el momento, con una media de 26 goles recibidos por encuentro.

 

Jugadores a seguir:

Jesús Morales: El extremo se ha convertido en el jugador franquicia del club. Está realizando una campaña sobresaliente y lleva una media de casi siete dianas por choque. El salto y la definición le hacen imparable.

Julio Morgado: El jovencísimo pivote se ha convertido en uno de los más determinantes de la categoría. Juega de forma muy inteligente y, sobre todo, hace un gran trabajo con los bloqueos para que sus compañeros penetren.

 

Club Balonmano Nava