El Viveros Herol Bm. Nava consigue un punto contra Sant Martí Adrianenc en el primer partido como visitante de la temporada. El resultado 29-29.

Comenzaron los blanquirrojos con ganas de reivindicar las buenas sensaciones de la jornada pasada. Enfrente, un debutante en la categoría que quería brindar a su afición el primer triunfo del curso en su casa, el Complex Esportiu La Verneda.

Los primeros minutos fueron para los de Daniel Gordo. Con una buena defensa y un Yeray infranqueable,  conseguían una ventaja de 2 goles en el inicio del choque. El balón fluía y los jugadores encontraban espacios en la muralla morada.

A partir del ecuador de la primera mitad, el conjunto catalán ajustaba su 6:0 y ponía en serias dificultades a un rival que, con Agustín Casado desactivado por la férrea defensa, no encontraba la manera de hacer daño a los locales. En ataque, Laliga se erigía como “director de orquesta” y principal arma para batir la portería defendida por Yeray.

Era Brakovevic el que se echaba el equipo a la espalda. Con varios lanzamientos desde fuera, conseguía que los visitantes no perdieran la cara al encuentro y que al descanso,  la diferencia no fuera mayor que el 15-12 a favor de los morados.

La segunda parte comenzaba con alternancias en el marcador, Sant Martí Adrianenc se mostraba más preciso y ponía una ventaja de cinco goles en el electrónico. Entonces, aparecieron los extremos del Viveros Herol para coger las riendas del partido. Bruno Vírseda y Paco Bernabéu conseguían igualar la contienda gracias a rapidísimos contrataques que les permitían perforar la meta rival.

A Alonso Moreno no le temblaba el pulso y se mostraba infalible desde la línea de 7 metros. Gracias a los ajustes defensivos y a la rapidez en las fases de transición, Viveros Herol Bm. Nava se ponía por delante a falta de 15 minutos.

El último tramo, no apto para cardíacos, hacía florecer los nervios en uno y otro equipo. A falta de 8´ para el final los locales ponían el 27-25. Los de Daniel Gordo conseguían entonces un parcial de 0-4 a falta de minuto y medio y afrontaban la recta final con uno menos por la exclusión de Andrés Alonso. La grada local insuflaba ánimo a sus jugadores que, en un arranque de garra y orgullo, conseguían llevar la igualada al marcador y con ello el primer punto de su historia en la División de Honor Plata.

El Viveros Herol Bm. Nava consigue de esta forma un empate en una cancha en la que, visto lo visto, pocos puntos va a dejar escapar Sant Martí Adrianenc. Y es que, pese a ser debutantes en la categoría, el empuje y la calidad de los morados está lejos de toda duda.

29- Sant Martí Adrianenc: Juanan, Antonio, Guerrero (2), Pol Camats (3), Miguel (2), Torres (3), Jon (1), Laliga (4), Alejandro (2), Pau (1), Cisneros (4), Pol (1), Llorens (3), Cerezo, Gonzalo (3), Joan.

29- Viveros Herol Bm. Nava: Yeray (Ernesto), Bernabéu (2), Agustín (1), Bruno (6), Villarraso (5), Carlos, Pablo, Darío (1), Andrés (1), Llopis, Rosales (2), Brakocevic (5), Oleg, Alonso Moreno (4), Filipe.

 

Club Balonmano Nava