El Viveros Herol da minutos a sus promesas en el choque a beneficio de Autismo Segovia.

Los jóvenes toman el mando en Nava

El Viveros Herol Nava hizo un alto en el camino en estos días de parón liguero que vive por la celebración del Mundial de balonmano en España. Se vistió de corto, como cualquier otro sábado de competición oficial, para disputar un amistoso frente a un igual, el Universidad de León Ademar, que milita también en la Primera Estatal aunque en el grupo A, y para contribuir a una buena causa.

El choque que disputaron ambos equipos en el polideportivo municipal de Nava de la Asunción tenía como motivo principal recaudar fondos para la sociación Autismo Segovia, que de paso dio a conocer la actividad que desarrolla. Montó un mercadillo a la entrada del polideportivo y varios de los niños de la organización se encargaron de realizar el saque de honor previo al comienzo de un choque que mostró a un Viveros Herol Nava muy mermado por las bajas.
El partido se convirtió en una oportunidad para los jóvenes. Ante la ausencia de hombres importantes como Carlos Domínguez, Bruno Vírseda y Alberto García, los Pablo Rodríguez, Nico López, Darío Ajo Martín disfrutaron de más minutos. El técnico del equipo navero, Nacho González, sigue firme en su idea de que se rueden, sobre todo ahora que es posible que en los próximos días la plantilla pierda a uno de sus ejes principales. Los más jóvenes respondieron al desafío, aunque a nivel global le costó al Viveros Herol Nava cogerle el pulso al encuentro. Se desajustó en pérdidas de balón absurdas y facilitó que fuera el Universidad de León Ademar el que mandara en el resultado durante toda la primera parte.
Los naveros se mantuvieron sujetos al choque gracias sobre todo a la brillante actuación de sus porteros. Crístofer, que jugó la segunda parte, estuvo bien, pero David de Diego completó un partido estupendo y fue el principal responsable de que su equipo se mantuviera con opciones. El resultado sonrió por primera vez al Viveros Herol Nava mediado el segundo periodo, pero el conjunto leonés, que es filial del equipo de Asobal, pegó un último arreón que le concedió la victoria en el choque.