El equipo entrenado por Oliver Ajo viajó a Béjar para disputar el encuentro correspondiente a la decimoctava jornada, partido en el que no podía contar con los habituales Borjita, Adrián Aceves y Pablo Rodríguez, estos 2 últimos convocados por el equipo de División de Honor Plata.

El encuentro se preveía incómodo, ya que el equipo bejarano aumenta su nivel en casa y el ambiente se vuelve molesto para los jugadores rivales. Nada más comenzar, quedó clara la dureza con la que se iba a intentar parar al equipo navero, no habían pasado ni siquiera 2 minutos y Jorge Maestro ya había recibido un fuerte golpe en la cara que se saldó con una inmediata exclusión que bien podía haber sido roja directa.

Debido a esa dureza e intensidad que ofrecía el equipo de casa, a los jugadores del Nava se les veía un poco dubitativos y acobardados en ciertas acciones, sabiendo aprovechar esto los locales, mantenían la supremacía en el marcador aunque con rentas pequeñas. Los minutos fueron pasando y el Balonmano Nava encontró su lugar, comenzó a entender lo que debían hacer si querían ganar ese partido, haciendo cambiar poco a poco la situación y obligando al entrenador rival a pedir tiempo muerto en el minuto 15 al ver como la diferencia a su favor había desaparecido.

La conexión con Javier Castro en el pivote, que volvía tras varias semanas ausente por lesión, hacían que la defensa rival sólo pudiera cometer penalti si la acción no acababa en gol. Aprovechando esas acciones los de Oliver Ajo comenzaron a mandar en el tanteador, siendo el resultado al descanso 10-14.

Tras la reanudación el equipo mantuvo su ritmo y aunque en ciertos momentos la diferencia se veía reducida, ahí estaba Adrián Heras en portería para frenar las ocasiones claras al contraataque, que podrían haber puesto en peligro el resultado. Eso ayudó a que la ventaja navera llegara hasta los 7 goles para desesperación de los jugadores locales, que a partir de ese momento mostraron la parte menos bonita de este deporte encarándose en cada acción con el jugador que en ese momento hubiese recibido u originado la falta. Ante esa actitud algo antideportiva, los jugadores naveros mantuvieron la calma y no entraron en polémicas, jugando con el marcador a favor y dejando que el tiempo llegase a su fin con el resultado de 21-25. Jorge Maestro con 10 goles fue el jugador más destacado en la parte ofensiva del Balonmano Nava.

"Nos vamos con victoria de un campo difícil, habiendo hecho durante casi 50 minutos un partido muy serio y con mucha concentración. Queríamos evitar llegar con el marcador apretado al final porque el ambiente se vuelve hostil y lo hemos conseguido, tampoco hemos entrado en sus provocaciones, así que contento por el resultado" declaraba Oliver Ajo.

 

Club Balonmano Nava