El filial del balonmano Nava vuelve a ganar en su casa, esta vez ante el balonmano Aranda, con una primera mitad en la que su mejor baza fue la defensa que se convertía en un muro para los visitantes que en la segunda parte estuvieron más acertados de cara al gol, gracias en parte, a la bajada de rendimiento de los locales.

Desde el inicio del partido el Balonmano Nava mostró su superioridad en el campo marcando un primer parcial de 5-0. La defensa rendía a buen nivel lo que hacía muy difícil los acercamientos a portería por parte del balonmano Aranda, y permitiendo que los naveros, a base de contraataques de Darío Ajo, fuera ampliando su ventaja, mientras que el equipo arandino sufría en demasía para mover su marcador. Trascurridos los primeros 30 minutos el luminoso marcaba 13-5.

La segunda parte continuó por la misma senda y los de Oliver Ajo bajaron considerablemente su intensidad ofreciendo al Balonmano Aranda más ocasiones de marcar. Con Miguel Gómez como director de orquesta, Oliver Ajo pudo dar minutos a todos los jugadores, haciendo que varios de ellos probasen posiciones menos habituales. Finalmente el partido concluyó con el resultado de 27 - 15. Siendo Pablo Rodríguez una vez más el máximo goleador del equipo.

Oliver Ajo "hemos comenzado el partido con una buena defensa, lo que nos ha permitido marcharnos pronto en el marcador. Pero también hemos tenido momentos en los que hemos bajado la intensidad y el ritmo de juego ha sido menor. Un día más han podido aportar en el campo todos los jugadores, sirviendo a los más jóvenes para coger experiencia de cara a próximos partidos".

Este próximo fin de semana será jornada de descanso para el segundo equipo del balonmano Nava.

 

Club Balonmano Nava