El conjunto navero ganó en Béjar (21-25) y continúa en la tercera posición.

Viajar a Béjar y sacar algo positivo nunca es fácil y menos si se viene del parón navideño y con un horario bastante atípico, las 21:00 horas, debido a que anterior a ese partido se disputó el amistoso entre Cuatro Rayas Valladolid – Ademar León.

Las ausencias de Borja García por lesión y Francisco Javier Gamarra por estar convocado por Raúl Álvarez para el equipo de Primera Nacional, obligaban a Oliver Ajo a variar el eje de la defensa, hecho que no perturbó a los naveros, que conocedores de la importancia del partido estuvieron muy centrados desde el pitido inicial.

 

La primera mitad transcurrió con igualdad en el marcador, durante los primeros minutos fueron sucediéndose los aciertos y fallos en ambos equipos por igual. A partir del minuto 20 el Balonmano Nava cogió una pequeña renta de 2 goles, gracias a una gran defensa, que se veía bien respaldada por Álvaro de Deus en portería, renta que los locales neutralizaban gracias al esfuerzo realizado en los 5 últimos minutos. Finalizados los primeros 30 minutos, el partido se fue al descanso con empate a 12.

Ya en la segunda parte el equipo navero lejos de descentrarse, aumentó su intensidad en defensa a la que se sumaba la buena actuación en la portería, esta vez era Adrián Heras quien evitaba los goles rivales, lo que permitía que el Balonmano Nava comenzara a tener una pequeña ventaja en el marcador. En ataque el balón circulaba con fluidez, llegando bien al extremo donde un Pablo Rodríguez en estado de gracia convertía en gol todos los balones que recibía, acabando el partido con 11 goles.

Minuto a minuto la renta de los de Oliver Ajo iba aumentando siendo de 6 goles a falta de 10 minutos para el final. Con esa misma dinámica de juego por parte de los naveros finalizaba el encuentro con el marcador final de 21-25. Resultado que sirve al Balonmano Nava para continuar en la tercera plaza de la competición.

«Estoy muy satisfecho por el partido que hemos realizado, han participado los 14 jugadores y todos han aportado positivamente para conseguir la victoria. He visto a un equipo muy centrado y ordenado durante los 60 minutos y que a la vez ha disfrutado jugando. Era un partido complicado por muchos factores pero el trabajo en grupo ha dado sus frutos», declaraba el míster navero.
El Balonmano Nava descansa la próxima jornada, volviendo a la competición el próximo día 2 de febrero a las 12:45 horas contra Cobarsa Balopal.

link: El Norte de Castilla