El equipo navero terminó en tercer lugar la primera fase del sector de Castilla y León.

El primer partido frente EDM Abanca Ademar León, con los nervios propios de la categoría infantil, no fue el soñado. La primera parte dejaba a los blanquirojos contra las cuerdas, con un resultado de 10-15, el conjunto de Jorge Maestro tendría que remar para igualar la contienda y conseguir la victoria.

Y así lo hizo, logrando un 8-1 en los primeros compases de la segunda parte, conseguía instaurar el empate en el marcador. Los minutos pasaban y el intercambio de golpes noqueaba a ambos rivales por igual, hasta los últimos minutos. La expulsión de Jorge Vega con dos exclusiones seguidas en los minutos finales fue una losa insalvable para los naveros, que veían como los leoneses no dejaban escapar la oportunidad, y conseguían los primeros dos puntos con un resultado de 20-26.

La segunda batalla tuvo lugar el sábado contra Atlético Valladolid, donde solo valía la victoria para seguir con opciones de clasificar a la fase final. El partido empezó muy bien con un 5-1 de parcial, hasta que dos exclusiones seguidas de los locales igualaron el encuentro. A partir de aquí, el marcador alternaba entre un equipo y otro con pequeñas diferencias. Parecía que cualquier detalle podía decantar la balanza y así ocurrió. El Atlético Valladolid cogía el último rebote del partido y anotaba el gol que dejaba a los de Jorge Maestro sin premio.

El tercer y último encuentro ante Bm. Castilla serviría a los naveros para acabar la temporada con un buen sabor de boca y brindar a la afición un triunfo a base de coraje y ganas. Desde el primer minuto, Calzados Rober Bm. Nava conseguía marcar un ritmo alto tanto en ataque como en defensa, todos los jugadores aportaban y al descanso la ventaja era de seis goles. El segundo tiempo continuó por los mismos derroteros y al final el resultado reflejaba un 32-23.

Primer sector de una generación que durante toda la temporada ha luchado como un verdadero equipo y, pese a no conseguir la clasificación al sector final, no se han rendido y dejan claro que tan solo están empezando en el mundo de balonmano.

Vibrante futuro el que nos espera en las gradas de la Nava animando a estos pequeños guerreros en las batallas venideras.

 

Club Balonmano Nava