El equipo zamorano ha encontrado la ansiada regularidad. A su buen hacer como local, ha empezado a sumarle puntos como visitante, lo que le ha situado en sexta posición, ocupando la última plaza que da derecho a jugar la fase de ascenso. Y ya está a tres puntos de Cisne.

El técnico Leo Álvarez ha dotado de minutos a jugadores de la casa alternándoles con los nuevos fichajes. Costó arrancar, pero con el paso de las jornadas, el conjunto pistacho ha ido entonándose y mostrando su mejor nivel.

Octavio Magadán sigue siendo el jugador más desequilibrante del MMT Seguros Zamora, que baila al ritmo que impone su director de orquesta. A su 1x1, se une el juego con pivote, los lanzamientos por sorpresa… sin duda, la pieza fundamental para el entrenador.

En los laterales encontramos hombres muy versátiles, capaces de jugar indistintamente en uno u otro flanco. En la izquierda, Adrián Prieto es el más desequilibrante, su disparo desde fuera es muy difícil de parar. Solenta e Iñaki completan el puesto. Ambos tienen suficiente calidad para decidir las acciones en ataque.

Guillermo y Dalmau aparecen en la derecha. Los dos son diestros, pero el inconveniente de jugar en su “lado malo” lo suplen con su inteligencia para atacar los espacios. Tienen buena finta, son peligrosos en las trayectorias al centro y cogen bien la calle entre último y penúltimo.

Raúl Maide y Miguel Magariño son los dos canteranos que se han hecho un hueco en la plantilla. Maide es capaz de jugar en cualquier posición de la primera línea, su rapidez y descaro son valores al alza. Miguel comparte puesto con Marc Abalos, y ya ha conseguido meter varios tantos en la División de Honor Plata.

Pero si algo destaca en el MMT Seguros Zamora son sus extremos. Ramiro y Jaime son los zurdos. Ceballos y Cubillas los diestros. Los cuatro tienen gran técnica en la definición y son rapidísimos al contraataque, fase del juego que domina el equipo. Con la impregna de robar y correr, Felipe Barrientos y Luis Posado, encargados de defender el arco, son precisos en las aperturas.

Gastón Mouriño ha sido fichado recientemente tras rescindir su contrato con el Atlético Valladolid. El pivote consiguió el ascenso a ASOBAL en la temporada 16-17 con los zamoranos, donde fue indispensable para conseguir el objetivo.

 

Jugadores a seguir:

Octavio Magadán: El central es uno de los mejores jugadores de la categoría. Lanza, pasa, anota, finta… hace todo bien. Máximo goleador de los suyos. Conseguir pararle aumenta notablemente las opciones de amarrar los dos puntos.

Gastón Mouriño: El argentino no contaba para David Pisonero. Con pocos minutos esta temporada, llega con ganas de resarcirse. Si encuentra su nivel es, sin duda, uno de los pivotes más diferenciales de la liga.

 

Club Balonmano Nava