El Viveros Herol Bm. Nava cae por 29-26 en el derbi regional ante un buen Villa de Aranda.

Los locales salieron más enchufados. El 3-0 de parcial obligaba a Dani Gordo a pedir el primer tiempo muerto en el minuto dos. Contaban los nuestros con que el rival saliera muy fuerte, consciente de lo que se jugaba, y con una presión extra por hacerlo en casa.

Brakocevic inauguraba el casillero visitante, pero los naveros no terminaban de entrar en el duelo. Para más inri, la defensa no sabía cómo parar a un Guilherme Costa desatado, que desde el lateral izquierdo conseguía cinco goles en los primeros compases.

Yeray Lamariano, el cual no estaba contando con la ayuda defensiva, dejaba su sitio a Ernesto que, junto con la entrada de Carlos Villagrán, cambiaba el signo del encuentro. Con un Agustín menos brillante de lo habitual, los balones comenzaban a llegar a los extremos. Nicolo y Bruno metían a los visitantes en el choque. Un parcial de 0-4, con un sobresaliente Oleg, dejaba la contienda empatada a 10. Juan Moreno pedía el tiempo muerto y conseguía llegar al descanso con un gol de renta, 13-12.

Los Guerreros Naveros, que no habían salido bien en el inicio, tampoco lo hacían en la reanudación. Dos tantos seguidos de los arandinos obligaban a Dani Gordo a pedir un nuevo tiempo muerto. Cuando los locales se lo empezaban a creer, Agustín Casado emergía con tres dianas consecutivas. A falta de quince minutos, el marcador estaba igualado a 21.

Comenzaba entonces un nuevo encuentro. De nuevo, una desconexión dejaba muy complicada la batalla. El 5-2 de parcial ponía las cosas muy difíciles. Pero si algo hay que valorar de esta plantilla es que nunca se rinde. En un nuevo arrebato de coraje, los blanquirrojos conseguían reducir las diferencias. Andrés y Nicolo ponían el 26-25.

Con tres en juego, Nico López demostraba que es el jugador más determinante de los arandinos. Su dirección conseguía que las jugadas terminaran en el fondo de la red. Moreno pedía su tiempo muerto para organizar el ataque. El equipo amarillo no perdonaba y, ante la táctica arriesgada del banquillo navero, quien buscaba la épica para la igualada, terminaba cerrando el partido con un 29-26 final.

Pese a la derrota, las consecuencias clasificatorias no son graves. Alarcos Ciudad Real perdió su duelo ante Bordils, por lo que el Viveros Herol  mantiene el colchón de cinco puntos respecto a su más inmediato perseguidor. La próxima semana, los nuestros reciben a Palma del Río, conjunto que viene de meterse en puestos de fase de ascenso gracias a su contundente victoria ante Zamora por 32-22.

29- Villa de Aranda: Luis (Ricardo); Julián (3), Costa (5), Cerrotta, Grandi (2), Nico (4), Víctor (3), Llorens (2), Rodrigo (4), Almeida (4), Elustondo (2), Moledo.

26- Viveros Herol Bm. Nava: Yeray (Ernesto); Bernabéu, Álvaro, Agustín (5), Bruno (3), Carlos (3), Martín, Andrés (1), Llopis (2), Brakocevic (3), Oleg (4), Alonso (1), Filipe.

 

Club Balonmano Nava