El conjunto, recién ascendido, está cuajando una más que notable temporada. Situado en novena posición, Santoña está a cuatro puntos del descenso, y a cinco de la fase de ascenso.

Los cántabros cuentan con su particular talón de Aquiles, los partidos fuera de casa. Los chicos de Javier Cabanas no han puntuado todavía  como visitantes, hecho que no le ha supuesto graves problemas por su gran actuación en los encuentros en su feudo. En el Pabellón Tomás de Teresa han conseguido siete victorias, un empate y tan solo han caído una vez.

Santoña cuenta con una primera línea de gran movilidad. Carlos Pérez y Youssef Ashraf dirigen al equipo desde el central, son muy parecidos, con buena técnica y finta en el 1x1. En el lateral izquierdo encontramos a Fabrizio Casanova. El argentino es pieza clave para Cabanas, ya que a su potente disparo, añade una intensa defensa en el poste del 6:0. Le acompaña Guillermo Herrero, menos tirador pero más rápido.

En el flanco derecho aparecen Rubén Carvajal y Mario. El canterano de Sinfín puede jugar en prácticamente todas las posiciones de la primera línea, donde cae muy bien a su lado fuerte y al débil,  poniendo en graves dificultades a sus rivales. Mario destaca por su gran envergadura y su físico imponente.

En el pivote aparece Javier García. La conexión con el joven leonés es la mejor arma de Balonmano Santoña. Javier tiene gran facilidad para conseguir ganar la posición y crear superioridades.

En el aspecto defensivo, el cuadro destaca por la gran envergadura en el 6:0, donde es muy complicado penetrar o tirar por encima de jugadores tan grandes.

 

Jugadores a seguir:

Rubén Carvajal: El jugador empezó el curso en Sinfín, donde ha ido quemando etapas desde la base al primer equipo. Destaca por su dinamismo, es muy difícil parar su finta y, pese a su escasa altura no evita el contacto físico contra las defensas duras.

Javier García: El canterano de Ademar está cuajando una magnífica temporada. Es el máximo goleador de los suyos y el cuarto de la categoría. Anota una media de más de seis goles por partido, lo que le convierte en vital para los esquemas de su entrenador.

 

Club Balonmano Nava