El Viveros Herol Bm. Nava gana en casa a Sant Martí Adrianenc por 33-23 y afianza su liderato.

El equipo de Dani Gordo y Álex Pereira está de dulce. Todos los jugadores aportan y el ambiente en el vestuario es inmejorable, lo que se traslada a la pista, donde los nuestros no ceden ningún punto en casa y se acercan con paso firme hacia el objetivo.

El encuentro comenzaba igualado, con pequeñas rentas a favor de los locales. El duelo entre Llopis y Laliga no daba tregua y mantenía el pulso entre los contrincantes. Precisamente, la conexión del lateral izquierdo con Ferrán Cisneros era la principal arma de los visitantes. Con lo que no contaba Sant Martí es con la sobresaliente actuación del lateral derecho navero, que, conforme pasaban los minutos, iba soltando su brazo de forma cada vez más precisa.

Oleg Kisselev no quería ser menos y desde el flanco izquierdo castigaba la portería morada. El banquillo catalán se veía obligado a pedir el tiempo muerto para frenar la sangría. Con el 15-9 en el marcador, los Guerreros Naveros se relajaron en exceso y, fruto de ello, recibieron un parcial en contra de 0-3, que devolvía la emoción antes del descanso.

En la segunda parte, Nava salió con la lección bien aprendida. Las palabras del técnico vallisoletano en el vestuario calaron hondo en los jugadores, que, lejos de relajarse, endosaron un parcial de 7-2 para dejar claro quién manda en casa.

Sant Martí se desesperaba con la actuación de los guardianes blanquirrojos. Ernesto y Yeray volvían a “bajar la persiana” e impedían las acometidas de los morados, quienes mientras no lograban el gol, veían cómo Llopis Muro les castigaba una y otra vez perforando la red.

Mención aparte merece nuestro guerrero. A Antonio le hacía falta un partido como este. Llopis siempre está cuando Dani Gordo le requiere. Además de ser el especialista desde la línea de siete metros, es pieza fundamental en el vestuario. El madrileño ha jugado esta temporada de lateral y extremo, pero siempre en segundo plano.  El sábado, además, se erigió en protagonista con su mejor versión en lo que va de liga. Hasta diez goles consiguió el madrileño, que llevaba el júbilo a la grada, esa que tanto le quiere.

Y así continuó el duelo hasta el final. Con Nava en estado de gracia, cerrando el choque antes del pitido final, y con un Sant Martí que vio cómo su lucha y entrega no tenía premio final por culpa del gran rendimiento del rival.

Con esta victoria, el Viveros Herol Bm. Nava continúa líder, aventaja en cuatro puntos al Barça B y en cinco a Ciudad Real, aunque este con un partido menos. La próxima semana, los nuestros se medirán a Santoña.

23- Viveros Herol Bm. Nava: Ernesto (Yeray); Agustín (3), Álvaro, Bruno (1), Andrés, Llopis (10), Filipe (3), Bernabéu (3), Darío (4), Nicolo (1), Carlos, Martín (1), Toma (2), Oleg (4), Alonso

23- Sant Martí Adrianenc: Jan (Costa); Álex (4), Víctor (1),  Laliga (4), Pau, Ferrán (6), Gonzalo (2), Antonio, Miguel, Jon (2), Álex (2), Cerezo, Sergi (1).

 

Club Balonmano Nava