El Viveros Herol Bm. Nava se lleva la victoria ante Agustinos por 28-21, en un partido sobresaliente del italiano Nicolo D´Antino, que puso la guinda a la inauguración del Pabellón Guerrer@s Naver@s.

Comenzaba la tarde del sábado con un evento que se prolongó demasiado en el tiempo. Por fin, se inauguraba, de forma oficial, la que es ya su nueva casa. El Pabellón Guerrer@s Naver@s presenció la primera victoria del 2019, y espera contar con muchas más durante la presente temporada.

Los primeros compases fueron de tanteo, Agustinos Alicante aguantaba el tirón de los blanquirrojos gracias a una intensa defensa, que no permitía pensar con claridad a Agustín Casado. Pese a ello, el andaluz conseguía conectar con Nicolo cuando ejercían sobre él una presión impar, y el “show” del italiano empezaba con dos goles consecutivos.

Fernando Latorre aguantaba el tiempo muerto, hasta que en el minuto 20 se veía obligado a pedirlo merced a un tanto de Darío Ajo. Los visitantes seguían sin ver portería con facilidad, ya que cuando la retaguardia navera cometía algún error, encontraba en la figura de Ernesto Sánchez a su salvador.

Tres dianas seguidas de Dídac Villar ponían picante al encuentro, y los nuestros se iban tres arriba al descanso, 13-10, y con la sensación de dominar pero no someter a su rival, así que en la segunda parte tocaba seguir apretando.

La reanudación comenzaba con un intercambio de golpes con dos claros protagonistas. Bruno Vírseda y Ander Iriarte perforaban las metas contrarias para mantener la emoción en el duelo. Carlos Villagrán, por el que parece que los años no pasan, volvía a echarse el equipo a las espaldas, y nos dejaba una nueva clase de magia con distintos lanzamientos que dejaban al público boquiabierto.

Entre tanto y tanto, aparecía Nicolo D´Antino. Hasta siete goles del joven extremo celebró la grada. La actuación llegó a su culmen cuando se dirigía a la línea de los siete metros y, mediante un primer amago, dejaba sentado al guardameta Padilla, para más tarde colocar el balón en el fondo de la red. Nicolo consiguió meter todo lo que lanzó, dejando tan solo el lunar de un lanzamiento anulado por pisar.

En los últimos minutos, la defensa individual de los azulgranas sobre Agustín Casado se saldó con una renta favorable a los locales. La diferencia física entre ambos conjuntos se notó en exceso, dado que los alicantinos contaban con numerosas bajas que le impidieron llegar al final con opciones.

De esta forma, el Viveros Herol inaugura el pabellón con una gran fiesta, propiciada por la el buen hacer de todos los jugadores y la increíble respuesta de la afición que, otra vez, volvía a volcarse con los suyos para llevarles en volandas.

28- Viveros Herol Bm. Nava: Ernesto (Yeray); Bernabéu (1), Álvaro, Agustín (4), Bruno (4), Darío (3), Nicolo (7), Carlos (5), Ajo, Andrés, Llopis (1), Oleg (2), Alonso, Filipe (2).

21- Agustinos Alicante: Padilla (Vaquera); Daniil, Linares (7), Sergio (3), Didac (4), Iriarte (5), Cuartero (2), Jorge, Recio, Moll, Santamaría.

 

Club Balonmano Nava