El Viveros Herol Bm. Nava recibe a los de Zarautz el sábado a las 18:30 en el Polideportivo Municipal de Nava.

Los blanquinegros se sitúan octavos en la tabla, a dos puntos de la plaza que limita el acceso a playoff. El conjunto se muestra como uno de los mejores locales de la categoría, donde en cinco partidos han cedido tan solo un empate, consiguiendo cuatro victorias ante su público.

Pero algo ocurre cuando los de Hugo Xabier juegan lejos del Aritzbatalde Udal Kiroldegi. Fuera de sus dominios, el bloque vasco ha perdido todos sus encuentros,  convirtiéndose así en el peor visitante de la División de Honor Plata.

Conscientes de su buen juego y la buena situación clasificatoria, Amenábar quiere empezar a sumar fuera de casa, ya que de hacerlo, vería multiplicadas sus posibilidades de colarse en el playoff. Por lo que el rival de este fin de semana será muy peligroso y más vale no confiarse por sus anteriores resultados como visitante.

Irieta es el director de orquesta de los blanquinegros.  El central tiene mucha movilidad de balón y buen 1x1. El equipo juega al ritmo que marca. En el lateral derecho encontramos a Zubeldia y Aguirrezabalaga. Hay que estar atentos al lanzamiento de estos dos jugadores cuando cogen trayectoria hacia el centro. Olaizola y Jokin ocupan el flanco izquierdo de Hugo Xabier.  Muchas jugadas están enfocadas a su disparo exterior, además, cuentan en la primera línea con Joritz, que suele jugar en el lado derecho pese a ser diestro y que va muy bien a los espacios.

Pero si alguien sobresale por encima del resto son las dos joyas de su cantera: Eneko Goenaga y Mikel Amilibia. Los internacionales junior por España se entienden a la perfección y forman una sociedad con un futuro brillante.

La defensa 6:0 de los vascos destaca por su salida al contraataque y por realizar el contragol siempre que hay oportunidad. La batalla del sábado será ardua, y los de Daniel Gordo y Alejandro Pereira deberán mantener la concentración si no quieren llevarse una desagradable sorpresa en casa.

Jugadores a seguir

Mikel Amilibia: El central se ha convertido en un jugador decisivo. Pese a su juventud, brilla en la División de Honor Plata del balonmano nacional gracias a su espectacular 1x1, su facilidad para hacer y pensar más rápido que el resto, y su potente disparo.


Eneko Goenaga: El pivote es completísimo. Defiende y ataque a partes iguales. Tiene gran facilidad para ganar la posición en las zonas laterales y no se esconde en los contraataques. Pese a su posición, corre como uno más y es capaz de finalizar las acciones gracias a su técnica.

 

Club Balonmano Nava