El Viveros Herol Bm. Nava se hace con la victoria en la complicadísima cancha de Antequera por 19-21, en un partido en el que volvió a sobresalir la figura del eibarrés.

En los 42 años de historia del club, por encima de todo, ha destacado lo colectivo a lo individual. Jugadores que pasaron por la localidad segoviana dejando huella en la afición; jugadores forjados desde la base hasta el primer equipo en el viejo polideportivo. Pero lo de Yeray Lamariano con la afición navera es diferente. Un idilio que va más allá de lo racional.

Cuando sale a jugar, juega por él, por ti, por sus compañeros, por los mil naveros que llenan el pabellón de banderas rojiblancas.

Y lo volvió a hacer, volvió a aparecer en los momentos más difíciles; en los más cruciales; en esos momentos que están reservados para unos cuantos elegidos. Y echó el cerrojo.

El encuentro comenzaba con alternancias en el marcador, casi siempre favorables a los andaluces, aunque nunca por más de dos goles. Al equipo le costaba defender al pivote Jiménez que lograba anotar con relativa facilidad.

En ataque los blanquirrojos se repartían los tantos, destacando en esta faceta Adrián Rosales. Al descanso 11-10 a favor de los locales. Tocaba remar y encontrar los huecos en la defensa malagueña.

En la reanudación, los pupilos de Daniel Gordo y Alejandro Pereira daban con la clave ofensiva. Un parcial de 2-6 les ponía tres arriba con 19 minutos por disputar. Antequera no quería que los dos puntos volaran del pabellón, y se agarró a un Juan Ignacio Soto que con sus dianas daba aliento a una grada que nunca dejó de creer.

Entonces emergió la figura de Yeray. El portero recibía dos goles en 13 minutos. Un recital de paradas desde el extremo, desde fuera, desde los 7 metros. Los jugadores andaluces no sabían cómo batir al arquero. Aun así, el partido no se decantaba a favor del cuadro visitante. Once minutos sin anotar dejaban la contienda en el aire. Precisamente en el aire fue donde volaba Nicolo D´Antino. El joven italiano recogía una “bola caliente” en el minuto 29 y no le temblaba el pulso para meter un golazo que llevaba el delirio al banquillo blanquirrojo.

19-21. Final. Dos puntos más que se van para Nava de la Asunción y que mantienen la ilusión al máximo. Y ya son siete para el Viveros Herol que comparte liderazgo con Torrelavega y sigue invicto en esta liga.

Y ahora a disfrutar de la Copa del Rey.

19- Conservas Alsur Antequera: Maireles (Fernando Torres), Adrián (3), Soto (4), Podadera (1), Jiménez (3), Castro, Palomino, Mario (1), Fernando (2), Morales (1), Ortega, Tolmos (2), Cabrera (1), Duarte (1), García.

21- Viveros Herol Bm. Nava: Yeray (Ernesto), Bernabéu (1), Álvaro, Agustín (3), Nicola (2), Carlos (1), Darío, Andrés (1), Llopis (3), Rosales (6), Brakocevic, Oleg (1), Alonso (2), Filipe (1).

 

Club Balonmano Nava