El Viveros Herol Bm. Nava viaja a Pontevedra con la intención de llevarse los dos puntos frente a un Cisne Colegio Los Sauces que se sitúa en novena posición y quiere terminar la temporada en casa con una victoria ante su afición.

Los gallegos han ganado nueve de los catorce partidos disputados en el C.G.T.D Pontevedra. En tierra de nadie, ya que llegar a la fase de ascenso no es matemáticamente posible y después de varias jornadas con la salvación en el bolsillo, Cisne ha tenido altibajos en estas últimas jornadas. Pese a no jugarse nada en este tramo final de liga, han sido capaces de sacar un empate contra el líder hace pocas jornadas.

Javier Fernández ha hecho un gran trabajo logrando que el equipo tenga una seña de identidad. El contrataque directo y la segunda oleada están perfectamente trabajadas y son la principal arma del conjunto gallego. Un balonmano vistoso y atractivo que no solo aparece cuando la defensa consigue robar el balón, sino que también brilla con luz propia cuando al encajar gol contestan con un saque rápido que no da respiro al rival.

En defensa realizan, habitualmente, dos cambios respecto al ataque, y si el juego rápido en fase ofensiva está estudiado, lo está también en la fase defensiva. Repliegan de forma muy efectiva y los extremos de Nava deberán convertirse en auténticas flechas si quieren conseguir sumar de contrataque.

En lo que ataque posicional se refiere, tienen una gran variedad de jugadores con diferentes características; lanzadores, penetradores, pasadores. Los jugadores “bajitos” de la primera línea  son muy peligrosos, fintadores y con recursos en el pase al pivote. Los extremos, además de rápidos, son buenos definidores de cara a portería.

En el flanco derecho encontramos a Alex y Carlos Pombo, ambos zurdos, el primero con gran calidad para definir y el segundo con un potente disparo desde fuera. Dani Tolmos es otra de las referencias ya que cuenta con una gran variación de recursos técnicos en el disparo.

Casares aparece en el lateral izquierdo, con desmarques sin balón y con buena finta y penetración. Es el encargado de lanzar los siete metros.

El partido de la primera vuelta disputado en Nava finalizó con una victoria de los locales por 30-23. Los de Daniel Gordo Ríos deberán mantener la concentración hasta el final para llevarse los dos puntos de un pabellón complicadísimo.

 

Club Balonmano Nava