Hablamos con Daniel Gordo y Julián Mateo sobre la ampliación del técnico.

¿Qué le motivó a aceptar la propuesta del Viveros Herol Bm. Nava a través de su vicepresidente Julián Mateo?

D.G: Creo que el club esta temporada ha dado pasos muy importantes de cara a la consolidación del equipo en división de Honor B. Siguiendo esta misma línea, el futuro que se le presenta al Club Balonmano Nava es muy optimista y me ilusionaba formar parte de él.

¿Qué valoración hace de la actual temporada del equipo?

D.G: Es pronto para hacer conclusiones, a final de temporada podremos valorar mejor el proceso. Ha sido una temporada de muchos cambios, nos hemos tenido que adaptar todos a muchas cosas nuevas, muchos jugadores nuevos, un modelo de juego nuevo, en el caso del entrenador una forma de competir que no conocía personalmente. Al margen de todo esto, el equipo tiene una seña de identidad, tiene una forma de jugar, tiene una forma de competir propia que viene ligada a lo que Nava siempre he entendido que es su filosofía, y en ese sentido nos tenemos que sentir muy orgullosos

¿El equipo ha pasado por diferentes rachas durante el curso, cuál considera que ha sido su mejor momento y cuál el peor como técnico de Nava?

D.G: El mejor momento está por venir. Después de todo lo que hemos pasado durante este año, con problemas de lesiones, problemas personales, altibajos del equipo fruto de la fase de acoplamiento, creo lo mejor está por venir, lo que queda por pasar a partir de ahora son cosas buenas.

El peor momento, el más duro cuando ves que fruto de los intangibles, el equipo se ve afectado. Pero sacamos la lectura positiva de estos momentos, los jugadores dieron la cara, el grupo se unió en la adversidad y encontramos fortalezas en el club, como nuestro filial, el segunda nacional ha demostrado ser un equipo muy competitivo, no solo por la gran campaña que han hecho, también a nosotros nos han permitido mantener la calidad de los entrenamientos y seguir siendo competitivos jugando de igual a igual contra los rivales.

Los últimos partidos han desatado la ilusión en la afición, ¿cuál es el objetivo de este equipo de aquí al final de temporada?

D.G: Sin duda el objetivo es seguir compitiendo en todos los partidos, este equipo salvo en contadas ocasiones ha sido capaz de competir siempre contra todos los rivales independientemente de su categoría. A falta de dos jornadas para el final, ningún equipo puede decir que ha ganado a Nava con facilidad.

Creo que hemos enganchado a la afición, el activo más importante de este club, y ahora vamos a intentar que la fase de ascenso pueda ser en nuestra casa. Después el playoff es una ruleta rusa, puede pasar de todo, pero el gran objetivo es seguir siendo competitivos como lo hemos sido a lo largo del año, ser fieles a nosotros mismos y a nuestro estilo y por supuesto no dejarnos nada en el tintero.

¿Cómo valora la primera temporada de Daniel Gordo?

J.M: Valoramos enormemente el trabajo del entrenador en su primera temporada. Desde su llegada se ha dado un salto de calidad en la profesionalización del trabajo, el sistema de entrenamientos, etc... Estamos muy contentos con Dani.

¿Qué decisión le ha llevado a renovar al técnico?

J.M: Mantener el proyecto que está llevando a cabo, para nosotros es la mejor forma de demostrar que creemos en su trabajo y que nuestros entrenadores de base sepan lo que queremos y el camino a seguir.

¿Cuál cree que debe ser el objetivo del equipo para este final de temporada?

J.M: El objetivo a principio de temporada era conseguir una estabilidad en la categoría, estabilizarnos. Poco a poco ha ido avanzando la competición y el objetivo ahora es poder disfrutar del playoff, pero sin ninguna presión, si conseguimos el segundo puesto y con ello poder organizar la fase sería fantástico, pero no tenemos ningún tipo de presión, solamente disfrutar.

 

Club Balonmano Nava