El domingo a las 12:30, el Viveros Herol Bm. Nava visita a un Agustinos Alicante en racha y que se encuentra a tan solo dos puntos del playoff.

Los alicantinos han jugado doce partidos en el Pabellón Municipal Pitiu Rochel, de los que han ganado diez y perdido dos. Allí han sucumbido en las últimas jornadas rivales tan fuertes como Sinfín o Alcobendas.

Pese a ser un recién ascendido, Agustinos Alicante se ha adaptado perfectamente a la categoría, tanto es así, que ha estado en puestos de playoff durante las doce primeras jornadas.

Poco después, el equipo entró en una etapa irregular, donde alternaba notables triunfos con inesperadas derrotas, hasta la jornada 22. En el partido frente al líder Alcobendas, los de Óscar Gutiérrez ofrecieron su mejor versión y se llevaron un triunfo balsámico. Desde entonces no han vuelto a perder, y ya van cinco victorias consecutivas.

El equipo juega sin complejos, con jugadores muy buenos técnicamente que dominan el 1vs1, lo que les hace  generar espacios para ganar las calles. En defensa alternan la 6:0 con la 5:1, ambas con mucha movilidad y profundidad.

Los chicos de Dani Gordo tendrán que mantener la concentración durante todo el encuentro, ya que Agustinos es capaz de hacer parciales abultados en pocos minutos. Para ello apela a su contraataque directo y de 2º oleada, principalmente corren todas las acciones cuando están por debajo en el marcador. En estas jugadas destaca el extremo derecho Paco Bernabéu, rápido y finalizador.

Un nombre propio por encima del resto: Ignacio Miravalle. El lateral derecho destaca por su potente tiro desde fuera, domina varios registros de lanzamiento y es el jugador más determinante del equipo en cuanto a goles, tanto, que se sitúa como segundo máximo goleador de la categoría.

Natan Suárez y Didac son otros dos jugadores que destacan en la primera línea. El gerundense se ha pasado gran parte del año lesionado y se ha recuperado para este final de temporada, su calidad marca diferencias. El central Didac Villar lleva la manija del equipo, su experiencia en la categoría y su paso por ASOBAL le convierte en determinante.

En los seis metros destaca Iván Montoya, que gana bien la posición y recoge todo lo que se encuentra cerca de su zona. Un pivote complicadísimo de defender.

 

Club Balonmano Nava