El sábado a las 20:00 en el Centro Deportivo Municipal Francisco Fernández Ochoa, el Viveros Herol Bm. Nava visita la cancha del Ikasa Madrid, colista de la División de Honor Plata, con la obligación de conseguir los dos puntos.

Después de ganar al Bm Villa de Aranda y reencontrarse con la victoria tras varias semanas sin conocerla, el conjunto de Dani Gordo quiere seguir sumando y demostrar que la victoria de la pasada semana marca un antes y un después en la temporada.

Con la plaga de lesiones olvidada, la jornada se antoja propicia para el Bm. Nava. Alcobendas juega contra Sinfín y desde la capital, pase lo que pase, y si los naveros consiguen los dos puntos, serán buenas noticias las que lleguen. Recortar puntos al líder, aumentar diferencia con un rival directo o incluso ambas opciones.

Para ganar en Madrid se antoja clave no relajarse por la mala situación clasificatoria del rival y mantener la concentración durante todo el partido. En defensa será vital que Andrés Alonso, Álvaro Rodrigues y Alonso Moreno rayen al mismo nivel que en el último partido frente a Aranda, donde ayudaron a un Yeray sideral. De Darío Ajo y Filipe Martins dependerá que los defensores de Ikasa Madrid no estén tan centrados en la primera línea de Nava, donde las rotaciones dan un plus al equipo, principalmente porque Agustín Casado llega más fresco al final de los partidos y Brakocevik ya dejó claro la semana pasada que está al 100%.

La afición navera que se desplaza al partido tiene un ojo puesto en Oleg, que si bien entró en la primera convocatoria de la temporada  el fin de semana pasado, no tuvo opciones de jugar y todos desean ver disputar al joven lateral sus primeros minutos con la camiseta blanquiroja.

 

Club Balonmano Nava