El Viveros Herol Bm Nava empata con Palma del Río en un partido que tenía ganado a falta de dos minutos.

El Pabellón Municipal de la Nava de la Asunción se quedó helado cuando vio como el equipo visitante remontaba tres goles en un final de partido para olvidar. Hasta seis bajas presentaba el conjunto de Dani Gordo, que podía contar con Álvaro, recuperado para la causa, aunque ya en el minuto trece el portugués había acumulado dos exclusiones más que rigurosas.

Empezó el partido con defensas intensas y con las porterías muy entonadas, tanto que en el ecuador de la primera mitad el partido reflejaba un 5-4 a favor del equipo local. Ninguno de los dos equipos conseguía poner tierra de por medio y el partido transcurría a un ritmo lento y marcado por la imprecisión en ataque.

Agustín Casado levantaba a la grada con sus goles desde fuera, pero Marco Agustin Krimer conseguía desesperar a los extremos y pivotes con su repertorio de paradas. El equipo navero conseguía atacar con fluidez la defensa 4:2 que proponía Palma del Río, pero chocaba contra un muro cada vez que conseguía lanzar a puerta. Así se llegó al descanso, con un marcador de 8-10 a favor de Zumosol ARS Palma del Río.

En la reanudación el Bm Nava conseguía igualar la contienda con dos goles consecutivos de Bruno, a partir de ahí las alternancias en el marcador por uno o dos goles dejaban el partido en el aire. Hasta que el técnico local volvió a sacar a Álvaro Rodrigues, que dio empaque a la defensa y arengaba a la grada con su jerarquía. Otros dos que desequilibraban la balanza eran Andrés Alonso, que conseguía dos goles consecutivos desde el pivote y Antonio Llopis, a quien no le temblaba el pulso para meter dos penaltis consecutivos después de que su equipo errara hasta tres lanzamientos desde los siete metros.

Y llegamos al minuto 27 con 20-17 en el marcador y la sensación de que los dos puntos se iban a quedar en casa. Nada más lejos de la realidad, Palma del Río arriesgó con una defensa 3:3 que cortocircuito el ataque navero. Dos perdidas seguidas daban vida a los andaluces, que veían como podían arañar un punto fuera de casa. En el minuto 29:24, Dani Gordo pedía el tiempo muerto para calmar los ánimos y dar claridad al ataque de su equipo, pero no sirvió de nada, veinte segundos después el equipo había recibido el gol del empate y Palma del Río tenía bola para terminar ganando el partido. Yeray volvió a parar, inmensa la segunda parte del portero.

El punto deja un sabor agridulce, pero esto no termina aquí, la próxima semana el equipo viaja a la cancha del líder, que ha pinchado esta jornada, con la intención de dar un golpe en la mesa y conseguir los dos puntos.

 

Club Balonmano Nava