Viveros Herol Balonmano Nava suma su segunda igualada consecutiva ante Ca’Mario Lanzarote, en un encuentro que llegó a ir perdiendo hasta por cinco goles de diferencia.

Emoción a flor de piel en el frontón navero, incluso antes del pitido inicial. Conmovedor minuto de silencio en memoria del jugador argentino Augusto Cozzi,  familiar de nuestro lateral izquierdo Tomislav Brakocevic.

Ya con los protagonistas en la pista, las miradas de los aficionados se centraron en la grada, donde las lesiones convirtieron a algunos de los referentes de Balonmano Nava en espectadores de excepción del encuentro. A las bajas confirmadas de Oleg Kisselev, y Alex Tello, se sumaron las de Filip Martins, y el capitán Carlos Villagrán. La buena noticia para la hinchada navera fue ver nuevamente enfundado en la camiseta blanquiroja a Darío Ajo, reclutado para suplir la baja de Filip en la posición de pivote. El jugador fue ovacionado al ingresar en pista. También fue recibido con aplausos Jorge Maestro, que reforzó la primera línea desde el equipo filial de Segunda Nacional.

Ca’Mario Lanzarote visitaba Nava de la Asunción con mucho que ganar y nada que perder, y fue este descaro el que espoleó al cuadro insular en los primeros compases del partido. Sorprendió el técnico visitante, Jordi Lluelles, al colocar a un pivote jugando como extremo, para desdoblar desde esa posición exterior y complicar el posicionamiento defensivo a la zaga local. Este hecho fue muy bien aprovechado por el lateral derecho Vakhnovich, principal ariete de los canarios en el arranque del encuentro con varios lanzamientos inapelables desde el perímetro de nueve metros.

En el otro banquillo, Dani Gordo paró el partido el minuto seis con resultado de 1-4, para realizar una serie de ajustes en la parcela defensiva. Mejoró notablemente el Viveros Herol  Balonmano Nava, sustentado en el acierto en el lanzamiento exterior de Toma, y  en el ecuador del primer acto, sólo un gol separa a ambos conjuntos (05-06)

Los cinco minutos posteriores sirvieron para destapar al que sería la figura del partido, el portero  Dymitri Patoski. El internacional bielorruso encadenó una tanda de intervenciones de mérito que permitió al cuadro visitante conseguir su máxima renta a favor (5-10) circunstancia que abocó al técnico de Balonmano Nava a solicitar un nuevo tiempo muerto. Otra buena reacción de nuestro equipo, que comenzó a abrir más el juego hacia los extremos, y ello permitió lucirse tanto a Bruno Virseda en el costado diestro, como a Isma Juárez en el zurdo. Este arreón redujo la desventaja de los Guerreros Naveros a dos goles (13-15) al descanso.

No fue la reanudación soñada para Balonmano Nava, ya que desperdició sendas oportunidades de igualar la contienda en dos acciones de contraataque falladas de manera consecutiva. En el arco local, Ernesto Sánchez, se mostró muy acertado, convirtiéndose en el báculo del equipo en esos minutos en los que los nuestros consiguieron al fin igualar el partido (17-17)

Buscó Dani Gordo incrementar el ritmo de juego con acciones de saque rápido, y transiciones veloces, consciente del escaso número de recambios en el banquillo rival. Lanzarote se defendió con criterio, y volvió a encontrar en las manos de Patoski un seguro de vida.

Con sólo diez minutos por jugar, auténtico duelo de goleadores entre Nico López, para Lanzarote y Agustín Casado, para la Nava. Sus acciones sustentaron en el marcador a los dos equipos en la fase crítica del encuentro, en donde siempre Lanzarote dispuso de pequeñas rentas a su favor. Con las fuerzas muy mermadas, Lanzarote jugó con excesiva calma las posesiones finales, una calma que desesperó a la hinchada navera que se desgañitaba pidiendo el juego pasivo.

El cuadro canario dispuso de una pelota para marcharse dos goles arriba con tan sólo dos minutos por jugar. La oportunidad fue desperdiciada, y en el ataque sucesivo, Bruno Virseda empató la contienda. Un 26-26 que a la postre sería definitivo, ya que la última posesión de la que dispuso Balonmano Nava, quedó en agua de borrajas, al no poder conectar un lanzamiento efectivo sobre la meta defendida por Patoski.

El empate sitúa a Viveros Herol Balonmano Nava en la segunda plaza en la tabla clasificatoria de la División de Honor Plata. El próximo compromiso del primer equipo será el Sábado 24 de Febrero a las 18:30 horas, en el Polideportivo Vicente Trueba de Torrelavega, ante Balonmano Torrelavega. En el encuentro de ida, disputado en la Nava de la Asunción, Balonmano Nava se impuso por 27-26.

 

Club Balonmano Nava