El Balonmano Nava acogerá en su pabellón la novena jornada de la competición doméstica.

El Viveros Herol, tras tres derrotas consecutivas, recibe en casa al Ikasa Balonmano Madrid, 15 clasificado y, en consecuencia, en puestos de descenso. Un partido en el que el conjunto local busca recuperar la senda de la victoria de inicio de temporada apoyándose en el calor de su grada.

Tras el varapalo de perder los dos últimos encuentros en el suspiro final, el Viveros Herol se encomienda a la fortaleza de una defensa fuerte que debe serlo más que nunca, a una portería que ha demostrado ser de las mejores de la categoría y a la efectividad de sus primeras líneas, donde destaca, desde la primera jornada, Agus Casado, máximo anotador de Plata con 69 tantos en su casillero particular.

Delante, uno de los equipos de la parte baja de la tabla que engaña y que viene de ganar (20-18) al Grupo Covadonga ante su gente en la última jornada. A tener en cuenta la dupla que forman Rubén Sánchez (23) y Toni Sarió (22). Pero también la calidad del Hispano Junior Jaime Gallardo (21) y el buen estado de forma en el que llega el extremo derecho Ignacio Cabrero (17).

La competición ha puesto de manifiesto la dureza de una división en la que cualquier desliz puede costar unos puntos que hay que sumar lo antes posible para conseguir el objetivo de la permanencia para asentar al club en el segundo escalón del balonmano español.

El partido se disputará a las 18.30 en el municipal navero.

 

Club Balonmano Nava