Nava se prepara para recibir al MMT Zamora, un equipo muy fuerte defensivamente que pondrá muy complicado poder seguir avanzando en la Copa.

El Viveros Herol afronta la segunda ronda de la Copa del Rey con la ilusión que supone esta competición y, tal y como asegura el entrenador, Dani Gordo, "siendo conscientes de que es muy difícil". Y añade: "Independientemente de la situación en la que circunstancialmente, y recalco lo de circunstancialmente, está ahora mismo en la tabla -es colista con tan solo un punto tras seis jornadas disputadas-, para mí es uno de los equipos que mejor balonmano hace en Asobal. Hace un balonmano muy ordenado, muy táctico, con mucho sentido y aprovechando todas las fortalezas que les permiten la calidad de sus jugadores".

El técnico local espera que el hecho de jugar contra el MMT Zamora, una escuadra que milita en la División de Honor, donde la exigencia es máxima, les haga contagiarse: "Qué duda cabe, es un escenario de mejora, donde tendremos que dar lo mejor porque vamos a jugar contra gente que está a otro nivel, según el estatus de cada uno".

En el plano defensivo, Zamora es muy ordenada en esta faceta del juego, donde se basa en el 6:0, con Gastón Mouriño y Fernando Ruiz como grandes mariscales de la misma. Dentro de este esquema, son muy serios y tienen un bloque defensivo muy trabajado y con mucha profundidad, donde los doses cuentan con mucha libertad para realizar acciones de presión. A pesar de que esta es su baza fuerte atrás, alternan con un 5:1 con unas pautas muy bien marcadas por parte de su banquillo. A esto se une la gran peligrosidad que tienen en la salida a la contra con cualquiera de sus extremos, con Luis Cano como mayor estilete en este aspecto.

En cuanto al ataque ataque, jugadores como Octavio Magadán, Jorge Martín o Adrián Prieto, todos ellos de primera línea, tienen mucha experiencia en este tipo de torneos de un día. Pero no hay que olvidar que su principal arma es el equipo, algo que el Balonmano Nava tendrá que afanarse en contrarrestar si nos queremos llevar la eliminatoria. Para ello, Dani contará con la solidez del bloque defensivo, en el que Álvaro Rodríguez y Alonso Moreno siguen ejerciendo de grandes estandartes. Y por si fuera poco, el alto nivel de sus porteros hacen de la zaga navera una de las más sólidas y competitivas de la División Honor Plata.

En el ataque, Nava seguirá confiando en la buena sintonía de Agus Casado con Filipe Martins, que han sido capaces de generar una sociedad temida por las defensas rivales. También el buen momento de Carlos Villagrán, que ha ido ganando en peso específico en el juego con el paso de las jornadas, y en el sensacional momento que atraviesan los extremos Bruno Vírseda y, sobre todo, Ismael Juárez.

"Será un día de fiesta, donde vamos a intentar que el paso de un equipo de Asobal no sea algo puntual y nos dejaremos la vida para que así sea", concluye Gordo, que anima a que los naveros se acerquen al pabellón este miércoles, 18 de octubre, a las 21.00, para llevar en volandas al equipo como lleva haciéndolo desde que diera comienzo la campaña.

 

Club Balonamano Nava