El equipo navero viaja a Lanzarote para verse las caras con un conjunto muy bien organizado en ataque que ha demostrado su ambición por hacer las cosas bien en su primer año en División Honor Plata.

El Viveros Herol afronta un nuevo reto, porque, en esta ocasión, a las dificultades propias que presentan los partidos fuera de casa, se suma el factor de tener que viajar hasta las Islas Canarias. El Balonmano Nava juega a domicilio en Lanzarote, donde le espera un recién ascendido que se encuentra, con dos puntos, en la novena plaza de la clasificación.

Dani Gordo advierte antes del choque: “Como todos los recién ascendidos, bastante peligroso, como lo han demostrado también Antequera y Agustinos. Hay que mantenerles el mayor de los respetos, puesto que vienen con toda la ambición de jugar en una división que para ellos es novedosa y cualquier partido en su casa es complicado”.

Para este nuevo reto que permita medir las aspiraciones de los naveros, el técnico cuenta con todas las piezas de su puzzle, con la salvedad de Oleg Kisselev, que ha comenzado ya la recuperación, y con Álvaro Rodrigues trabajando para que el golpe en el dedo sufrido hace dos semanas no le impida ser el mariscal que cierre el bloque defensivo.

Con el ataque cada vez más engrasado –al indudable estado de gracia de Agus Casado hay que sumar la buena sintonía que tiene con Carlos Villagrán y la brega que tantos frutos está dando en los seis metros Filipe Martins-, el Balonmano Nava sigue trabajando en afianzar y asegurar los movimientos para lograr una mayor efectividad de cara a puerta. Y con la mejora del juego de las segundas líneas ya que, como se ha comprobado en los últimos choques, los extremos están siendo más de la partida en estático. También para que la zona defensiva sea la de los últimos encuentros, esa que dota de seguridad a una portería que, además del ya consagrado Yeray Lamariano, cuenta con el arranque inmaculado de Ernesto Sánchez.

Uno de sus jugadores más importantes es su central, Nico López Rey (8 goles en estos tres partidos), formado en las categorías inferiores del Alcobendas y que el año pasado tuvo minutos en Cuenca. También habrá que gestionar el juego de otro de sus centrales, Alberto Molina (8) y del pivote Javier García (12), que provienen de la cantera del Ademar y que tiene experiencia en Asobal e, incluso, en competición europea. Sin olvidar el peso que tiene dentro del juego su portero, el bielorruso Dzmitry Patotsky, y el peligro de su lateral zurdo, también bielorruso Andrei Vakhnovich (13).

El conjunto canario suele mantener un esquema defensivo 6:0, aunque a veces plantean alternativas, según las necesidades que vaya planteando el choque. En ataque tienen un juego muy bien estructurado y organizado, algo que tendrán que manejar con cabeza y concentración los segovianos. Tal y como asevera Dani: “Hay que ir con ambición para sacar algo positivo”.

El Ca’ Mario Lanzarote- Viveros Herol se disputará a partir de las 19.30 en el Municipal de Titerroy, en Arrecife.

 

Club Balonmano Nava