El conjunto navero viaja para enfrentarse al Barcelona B Lassa en el segundo encuentro de la competición regular.


El Viveros Herol visita una de las canchas más complicadas de la categoría. El equipo navero viaja hasta Barcelona para enfrentarse al filial de uno de los grandes equipos del mundo con la confianza que da el haber conseguido los dos primeros puntos en liza en el frontón segoviano. Y con el reto de conseguir imponerse a ellos, algo que les resultó imposible la pasada campaña.

Aun con el buen sabor de boca de hace una semana contra el Alarcón Ciudad Real, cuando Ernesto Sánchez demostró que está en un magnífico estado de forma y Agus Casado se echó al equipo a las espaldas, la intención es ajustar los fallos, tanto ofensivos como defensivos, y ofrecer solidez para tener opciones de sacar algo positivo.

El Barcelona B Lassa llega al choque tras haberse impuesto por una renta de 8 goles (22-30) al Grupo Covadonga fuera de casa. Y tras haber dejado claro que seguirá siendo una buena fuente de la que pueda beber su primer equipo. Con la gran efectividad y la veloz salida a la contra de sus extremos, por la derecha el ya veterano dentro de la plantilla, Roger Manzano (7) y por la izquierda Joan Amigó (6) y el potente lanzamiento desde el exterior de su lateral Pere Vaquer (8), cimentó su ataque.

De gran calidad en tareas defensivas también, es un equipo rocoso, que no deja fisuras en la transición de la pelota y al que cuesta hacer goles con facilidad. En parte también, a pesar de haber perdido a un hombre como Fran Revuelta, a la solides bajo palos.

Un partido complicado para los hombres de Dani Gordo, cuyo objetivo inmediato es ir sumando de dos en dos para conseguir la meta que se han marcado: lograr lo antes posible la salvación matemática y consolidar al Viveros Herol en la División Honor Plata.

Se jugará a partir de las 17.00 en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

 

Club Balonmano Nava