El pivote se tomará un año de descanso para dedicarlo a su formación académica.


La afición navera le recuerda desde siempre en la línea de seis metros, alargando los brazos entre las defensas rivales para hacerse con la bola y machara dentro de la portería. Porque la carrera deportiva de Darío Ajo, salvo aquellos meses en los que disputó Asobal en las filas del Naturhouse La Rioja en 2013, ha estado ligada a la camiseta del Balonmano Nava. El pivote no estará en el nuevo proyecto del Viveros Herol que dirigirá Dani Gordo. La razón: dedicarse a terminar su formación académica. Considera que, si no puede estar al 100%, es mejor hacer un alto en el camino. Una decisión honrada que habla de la persona que hay detrás del jugador. Pero avisa que esto es solo un punto y aparte, un parón necesario para volver con más fuelle y seguir dando tardes de gloria en el municipal navero una vez cumpla con su objetivo de formarse para su futuro profesional.


Pregunta: ¿Por qué has decidido hacer un parón en tu carrera deportiva?
Respuesta: Cada vez estoy mas convencido de que la vida son etapa. Y, ahora mismo, creo que personalmente me encuentro en un momento de inflexión en el que debo decantarme hacia lo que quiero dedicarme y apostar por mi futuro profesional. Al terminar mis estudios en la universidad me planteé continuar mi formación haciendo un Máster. El año pasado no pude hacerlo y creo que, si quiero realizarlo, tiene que ser ya para no perder la rutina. Las clases por la tarde unidas a mi trabajo por las mañana no me dejan el tiempo necesario para estar comprometido al 100% como merece el proyecto de la próxima temporada. Este es el motivo por el que tomé la decisión de apartarme de algo: en este caso ha sido el balonmano. No sé si será la decisión más acertada, pero es lo que me pedía el cuerpo y he apostado por ello. También creo que las cosas hay que hacerlas con ilusión y, cuando esa ilusión se va perdiendo, algo no va bien. Estoy seguro de que este paréntesis también me va a venir bien para volver con muchas más ganas.


Pregunta: En cualquier caso, es un paréntesis como apuntes y no un punto y final, ¿verdad?

Respuesta: Estoy seguro de que sí. Nunca se pueden hacer planes a largo plazo y no se puede saber lo que vendrá más adelante, pero esto es solo un hasta luego. Creo que todavía tengo mucho balonmano dentro. Es muy difícil quitarse de encima el gusanillo de este deporte y, jugando en Nava, rodeado de tu gente, mucho más.

Pregunta: ¿Ha influido que las dos últimas temporadas se haya conseguido la permanencia ‘in extremis’?

Respuesta: No, la verdad que el conseguir la permanencia en las últimas jornadas no ha tenido nada que ver. Estábamos muy acostumbrados a estar arriba, tanto jugadores como afición, y estas dos últimas campañas han sido muy duras y bastante difíciles de asumir. Pero creo que eso es lo bonito de este deporte, que no todo es estar arriba.

Pregunta: ¿Cuál fue el momento más complicado la temporada pasada?

Respuesta: Hubo varios momentos muy complicados, pero a nivel de equipo, cuando peor lo pasamos, fue a mediados de la segunda vuelta. Todos teníamos la esperanza de estar salvados a esas alturas y los resultados no acompañaban, no ganábamos los partidos que teníamos que ganar y se nos iban acabando las oportunidades. Todos teníamos bastante presión encima y fueron unas semanas complicadas.

Pregunta: ¿Qué balance haces, a nivel personal, de la misma?

Respuesta: Mi temporada no empezó nada bien debido a mi lesión de rodilla, que me apartó del primer mes de competición. Creo que, a partir de ahí, me condicionó bastante. Luego se fueron sumando más factores que me hacían no tener la ilusión necesaria de otros años, ya que deportivamente ha sido un año muy complicado. Todo esto se ha notado en mi rendimiento. Considero que podría haber estado bastante mejor, al nivel de anteriores temporadas. Por otra parte, creo que es necesario reconocer el gran mérito que tienen mis compañeros naveros, sin olvidarme del pucelano con alma navera, que han seguido y siguen al pie del cañón, compaginando trabajo y estudios con el balonmano. Están toda la semana sin parar y sin bajar el rendimiento en ninguna de las dos cosas. Yo lo he vivido también varios años y es algo de mucho mérito. Así que, aprovecho para agradecerles personalmente todo lo que dan por el pueblo y su equipo, todo lo que me han ayudado y apoyado en mi decisión y que no les haya faltado nunca una sonrisa al llegar al entrenamiento. ¡Ese sí es el gran tesoro que tiene el equipo!

Pregunta: Tendrás que mantener un mínimo de rutina deportiva para un posible regreso de garantías pasado ese año sabático.

Respuesta: La verdad que ese es un aspecto que no me preocupa demasiado, ya que siempre me gusta mantenerme en forma y estar bien físicamente. Si es verdad que tendré que aumentar esa rutina deportiva para no notar mucho la falta de entrenamientos y partidos.

Pregunta: ¿Qué te parecen los fichajes que se han hecho para reforzar el equipo?

Respuesta: Cada año el club hace un esfuerzo muy grande para mantener la ilusión de los aficionados y que en Nava podamos seguir viviendo balonmano de máximo nivel. Este año no ha sido una excepción y creo que tenemos delante un proyecto muy emocionante, con muchos jugadores de un grandísimo nivel que van a estar dirigidos por un cuerpo técnico con bastante experiencia y ganas de hacer las cosas bien.

Pregunta: ¿Cuál crees que es el objetivo real del Viveros Herol esta temporada?

Respuesta: Aunque suene a tópico, el objetivo te lo marca la competición. Por suerte o por desgracia, en Nava hemos tenido unos años de estar arriba y, otros, de estar luchando por no descender cuando, ‘a priori’, no debíamos haber sufrido tanto, como la pasada temporada. A veces las cuentas que se hacen en agosto no salen, porque hay muchos factores de por medio. Pero también es cierto que, con el equipo que va a tener Nava este año, no es una locura mirar hacia los puestos de arriba.

Pregunta: ¿No se te va a hacer raro cuando comience la pretemporada y no estés?

Respuesta: Sí, estoy seguro de que va a ser una sensación muy extraña. Ahora mismo no soy consciente de ello, ya que hace no mucho que terminamos la temporada, pero en agosto va a ser muy raro ver a mis compañeros entrenar desde fuera de la pista.

 

Club Balonmano Nava