La última previa de la temporada, escrita, íntegramente, por el entrenador de la primera plantilla del Club Balonmano Nava.

Por Óscar Perales

Casi dejamos los deberes para el último día. Y, ya se sabe: el que estudia al final acaba cateando o aprobando con un 5 raspado. Por suerte para nosotros, la semana pasada dejamos finiquitada la permanencia en Plata.

Creo, de verdad, que ha sido una temporada en el que nuestro equipo ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. De estar montado en una especie de montaña rusa permanente. De tener la capacidad de ganar a cualquiera, pero, también, de caer contra el rival más inesperado.

El sábado tenemos -o, más bien, debemos- disfrutar de un partido sin presión, pero que es importante ganar. Lo primero, porque podemos subir algún puesto en la clasificación que deje un sabor algo más dulce en el paladar para todos. Y, segundo, para dar buena imagen ante ese público que nos acompañó toda la temporada.

Será un partido difícil y, a la vez, extraño, ya que para unos será el último con el Balonmano Nava. Así que, lo importante es hacerlo con la mayor de las ilusiones, disfrutando en cada acción, ya que hemos sufrido bastante durante todos estos meses.

Nos visita el Cajasur Córdoba, un equipo ya descendido, pero que cuenta en sus filas con jugadores muy experimentados y competitivos que, a buen seguro, querrán despedirse de la temporada con una victoria. En el partido de ida sus pivotes nos hicieron mucho daño, así que tendremos que tener especial atención sobre ellos. La primera línea no se queda atrás. Marko Dzokic (91), Francisco Morales (83) o Julián Portero (153) son jugadores con muchas tablas y con cualidades para hacer gol en cualquier momento.

Esto obligará a que la defensa del Balonmano Nava sea la de las grandes ocasiones para evitar los goles fáciles. Deberemos minimizar los errores en ataque y ser precisos de cara a portería, ya que ellos cuentan con una primera oleada muy rápida, con extremos que salen a la contra en cuanto tienen ocasión.

Esperemos que los dos últimos puntos se queden en Nava. Que veamos un buen partido de balonmano. Y poner la guinda a esta temporada, en la que si bien al principio el objetivo podría ser jugar los 'playoff' de ascenso, el mal inicio nos ha lastrado, con idas y venidas. Momentos malos, muy malos. También buenos. Incluso, alguno muy bueno, como cuando al fin todos pudimos coger aire y respirar tranquilos.

¡UN CLUB, UN PUEBLO, UNA AFICIÓN DE ORO QUE SE MERECE SER PLATA!

 

Club Balonmano Nava