Ya está aquí. El nuevo proyecto del Vivero Herol debuta este sábado ante el Alarcos Ciudad Real. Así juega el primer rival del conjunto navero.

Han pasado tres meses y medio desde que despidiéramos la temporada pasada. Lo hacíamos en casa y, en el mismo lugar donde nos despedíamos aquel 21 de mayo, retomaremos las ilusiones de una nueva campaña en División Plata. Será el próximo sábado, a las 18.30, cuando el pabellón de Nava de la Asunción –el viejo, el único que tenemos ‘entero’ a día de hoy- vuelva a vibrar con el Viveros Herol y la División Honor Plata de nuestro balonmano.

Delante, el Balonmano Alarcos Ciudad Real, un equipo muy conjuntado y con una plantilla muy compensada y competitiva, que la campaña pasada disputó el play off de ascenso a Asobal.  Este año, además, se ha reforzado muy bien para intentar dar ese salto a la máxima categoría de este deporte en España.  

En tareas ofensivas, los ciudadrealeños cuentan con grandes lanzadores desde los ocho-nueve metros que pondrán a prueba los reflejos de Cabada y Miranda. Pero también cuentan con una segunda línea muy rápida que puede hacer mucho daño al contraataque, por lo que será crucial evitar las pérdidas de balón para curarse en salud. Trabaja con mucha dureza atrás y tienen una defensa muy móvil que va a exigir al conjunto de Óscar Perales mucho en las penetraciones hasta la línea de los seis metros.

La clave para conseguir los dos primeros puntos de la temporada va a estar en minimizar los errores en defensa y en una buena concentración, desde el primer minuto de juego, de la portería. Aunque suene a tópico, los partidos de ganan desde atrás y, en este caso, conseguir un ‘empate técnico’ en labores defensivas va a ser determinante para sacar algo positivo del choque que marca el inicio de la temporada.

Perales tiene muchas ganas de medir sus fuerzas en competición oficial y ver si el trabajo realizado desde que comenzaran a andar el pasado 1 de agosto con los entrenamientos va en una buena dirección. Y de comprobar si los nervios del inicio no juegan una mala pasada con imprecisiones y la ansiedad de comenzar sumando por la importancia que tiene el primer paso de una dinámica positiva.

 

Club Balonmano Nava