El líder del ataque navero durante las dos últimas temporadas se despidió de las canchas con el fin de la temporada, pero será la mano derecha de Óscar Perales.

Reto aceptado. Alberto Camino seguirá con nosotros. No volverá a llevar la manija en tareas ofensivas ni levantará a la grada con su visión de juego cada tarde de sábado, pero su tarea en esta nueva vida ligado a nuestro club no es menos importante. Él será quien acompañe en el banquillo a Óscar Perales para, desde la veteranía y experiencia que le da la cantidad de años jugando en División Honor Plata, remar en busca de la permanencia. Así se sintió al despedirse de la parroquia navera y así ve al nuevo proyecto que debutará en, aproximadamente, una semana.

 

Pregunta: ¿Qué te ha llevado a poner punto y final a tu carrera deportiva? 

Respuesta: Estos dos años en Nava a nivel personal han sido estupendos, pero entrenar uno o dos días por semana, por motivos laborales, no me permitía estar al nivel deportivo que deseaba.

 

Pregunta: ¿Cómo es ese día en el que tomas la decisión y te dices "hasta aquí, Alberto"?

Respuesta: Se asume con total normalidad, sabiendo que las etapas se deben cerrar en su debido momento. Es una decisión que tenía decidida al acabar la primera temporada en Nava, pero la calidad humana de todos los integrantes del club, el buen trato recibido por la afición y lo que se disfruta en el día a día me hicieron continuar un año más ayudando como jugador.

 

Pregunta: ¿Cómo eras como jugador el día que aterrizaste en Nava y que ganaste en los años aquí?

Respuesta: A lo largo de tu carrera deportiva vas aprendiendo de entrenadores y jugadores con los que compartes vestuario. Nava no ha sido excepción. A diferencia de otros años, mi estado físico requería que utilizase más la experiencia para aportar mi granito de arena al grupo.

 

Pregunta: ¿Cuál ha sido el momento más especial para ti en el Viveros Herol?

Respuesta: La lógica debería ser que el momento más especial fuese jugar la fase de ascenso a Asobal en la temporada 14-15 pero, paradójicamente, el partido que ganamos en la Roca, en la penúltima jornada de la temporada pasada, fue un momento de alegría total por el trabajo bien hecho en una temporada muy complicada.

 

Pregunta: ¿Sentiste la presión de tener cierto liderazgo en el ataque?

Respuesta: No. Disfruté con la responsabilidad encomendada por el entrenador e intenté aportar lo que más necesitaba el equipo en cada momento.

 

Pregunta: ¿Qué último mensaje lanzarías a la afición de Nava ahora que has colgado las zapatillas?

Respuesta: Me siento afortunado de haber podido vestir la camiseta del Balonmano Nava y disfrutar como jugador de una afición tan especial y agradecida.

Pregunta: ¿Qué te llevó a aceptar un puesto en el banquillo? ¿No da pereza volver a viajes, desplazamientos... y encima desde esta otra posición?

Respuesta: Seguir perteneciendo a la familia del Balonmano Nava, trabajar con un grupo de jugadores impresionantes y un cuerpo técnico con una tremenda ilusión, encabezado por Óscar Perales.

 

Pregunta: ¿No cuesta ver los entrenamientos desde el otro lado? ¿No lo echas de menos?

Respuesta: Aunque cueste creerlo, después de 28 años jugando a balonmano, no. Me centro en intentar ayudar a Óscar en todo lo que necesita.

 

Pregunta: ¿Cuál piensas que es el punto fuerte que puedes aportar al cuerpo técnico?

Respuesta: Es una categoría en la que he competido muchos años. Eso ayuda a aportar detalles respecto al conocimiento de jugadores y entrenadores de otros equipos.

 

Pregunta: ¿Qué crees que puede dar nuevo a esta plantilla Óscar Perales, novato en un banquillo en esta categoría?

Respuesta: Óscar viene con una tremenda ilusión, con muchísimas ganas de trabajar. Era un jugador de los que no hay, espectacular y con unas capacidades extraordinarias. Tenemos la suerte de que ha podido aprender de los mejores entrenadores y jugadores para escribir su propio libro como entrenador.

 

Pregunta: ¿Cómo va la pretemporada? ¿Se están acoplando bien las nuevas piezas?

Respuesta: Los chicos están entrenando muy bien, ya con muchas ganas de que empiece la competición. Los nuevos se han adaptado muy rápido y se percibe un gran ambiente en el grupo.

 

Pregunta: ¿Cuáles van a ser las claves de cara a una nueva temporada en DHP?

Respuesta: Ser constantes en el trabajo y saber superar unidos los momentos complicados que puedan darse a lo largo del año.

 

Pregunta: ¿Permanencia o miramos un pelín más alto?

Respuesta: Después del año pasado, donde se consiguió la salvación en la penúltima jornada, asegurar la permanencia es el primer objetivo. Según avance el año veremos si podemos plantearnos nuevos objetivos.

 

Club Balonmano Nava