No sabemos si estaba toda Segovia en el pabellón municipal de Entrevías, pero, por lo menos, todos los paisanos de Nava de la Asunción no sólo estuvieron con su equipo, sino que sufrieron y padecieron durante media hora, lo que duró el primer tiempo del partido de la Primera Nacional masculina, Grupo D. Además de todos los asientos ocupados, por detrás había dos o tres filas de gente de pie. Eso es una afición. Si señor.

 

Las escasas gradas del pabellón donde juega Bm Madrid se vistieron de gala, con la visita del Bm Nava, segundo clasificado en el Grupo D y un séquito enorme de seguidores que se trasladó a la Capital para animar a los suyos. Pero, sorpresa, sorpresa. El conjunto madrileño salió respondón y plantó cara a los segovianos en los 30 minutos iniciales. Con un inquietante 18-15 se llegó al descanso.

 

¿Se bajó del autobús el Bm Nava? La confianza no es buena compañera de viaje. Los madrileños, con Oleaga al frente, no sólo plantaron cara, sino que sacaron los colores a su adversario. Los visitantes, en lugar de arreglar su defensa, se empeñaron en protestar las decisiones arbitrales y en el ataque no acertaban en vulnerar la portería defendida por Rico.

 

El descanso debío servir para que el técnico visitante convenciera a los suyos que las superioridades hay que demostrarlas en la pista. Fue, efectivamente, el revulsivo que necesitaban los segovianos. Reanudado el juego, en cuatro minutos ya el sol había salido para el Nava. 18-19 reflejaba el marcador. El tono arbitral cambió notablemente, ¿sería por protestas? Y la escuadra segoviana se dedicó a jugar y no a quejarse de nadie.El cambio de portero también fue fundamental para que las gradas del pabellón de Entrevías se cubrieran de sonrisas, en lugar del temor del primer tiempo.

 

El paso del rodillo segoviano tue tremendo. Con una primera línea espléndida en fortaleza y lanzamiento, Bm Nava dio muestra fechaciente de por qué se mantiene invicto y por qué quiere subir a la Plata masculina. Los chavales del Bm Madrid no tuvieron más remedio que rendirse ante la evidente superioridad del rival. Al menos, el susto lo dieron durante 30 minutos. Eso no se lo puede arrebatar nadie. Su Liga es otra historia.

 

Ahora, a esperar el duelo entre Bm Nava y el PAN Moguer. Los dos partidos pueden ser de infarto.

 

Fotos del encuentro en: http://www.somosbalonmano.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6262:1on-bm-nava-llego-a-entrevias-sufrio-y-padecio-pero-gano-a-bm-madrid-30-36-&catid=16&Itemid=30