Vence al Beti Onak (28-31) y mantiene su ventaja respecto al tercer clasificado.


El Viveros Herol Nava superó uno de los principales obstáculos que le quedaban antes del final de la temporada regular. Venció en la cancha del Beti-Onak, el penúltimo de los compromisos que le restan por afrontar lejos de Nava de la Asunción, y continúa con tres puntos de ventaja respecto a su inmediato perseguidor en la lucha por la segunda plaza, o lo que es lo mismo, por jugar el 'play off' de ascenso a División de Honor Plata.
Dio un paso de gigante para clasificarse para esa fase de ascenso al vencer al conjunto navarro en un partido en el que los primeros veinte minutos fueron igualados, a pesar de la mayor calidad del Viveros Herol Nava y de que fue este el que marcó el ritmo. No consiguió escaparse en el marcador debido a que falló a la hora de definir varios ataques ante la defensa 6:0 del Beti-Onak. La entrada en la cancha de Darío Ajo Martín y Pablo Rodríguez en los extremos y de Guillermo Campillo en el lateral –sobre todo la de este último- resultó decisiva para desequilibrar el partido.
La defensa local se hundió en seis metros y facilitó que Guillermo Campillo recibiera balones con tiempo para armar el brazo y aniquilar a un Beti-Onak que también padeció el trabajo realizado por el lateral navero en defensa. Tras anotar varios lanzamientos, Campillo rompió la igualdad y comandó a su equipo hasta la máxima ventaja en el partido (11-16, minuto 26), rebajada por los navarros a 13-18 en el descanso.
En la reanudación, la defensa navera logró eclipsar la buena actuación que había protagonizado en la primera parte Iker Macaya. Por él pasó todo el juego de ataque de un Beti-Onak que modificó su sistema defensivo. Empezó a realizar una mixta sobre Guillermo Campillo que lo mantuvo alejado de la línea de tiro. Aun así, el Viveros Herol Nava conservó la diferencia de cinco goles a su favor transcurridos 40 minutos, y se benefició de la tarjeta roja a Ion Latorre después de una tercera exclusión.
En los minutos siguientes a esa decisión de los árbitros, la ventaja favorable a los de Raúl Álvarez aumentó hasta los ocho goles. Tuvieron la oportunidad de aumentarla todavía más, pero un ataque fallado y dos acertados por el Beti-Onak volvieron a reducir la diferencia. El equipo navarro no bajó los brazos y se vio ayudado por varias decisiones de los árbitros –estos midieron de manera muy fina tanto los pasos como el ataque pasivo– que perjudicaron al Viveros Herol Nava.
Tampoco este tuvo en ese momento sus minutos de mayor acierto, ya que falló dos lanzamientos de siete metros, estrelló varios disparos en los palos y permitió que el portero navarro, Alberto Echaide, se convirtiera en uno de los destacados. Todos esos ingredientes juntos propiciaron que el Beti-Onak se situara solo dos goles por detrás a falta de cinco minutos para el final (26-28). Sin embargo, el conjunto navero se mantuvo firme y sentenció con un pase milimetrado a Darío Ajo que este no desperdició.
Consiguió, de esta forma, que nada emborronara el buen partido en defensa realizado por los de Raúl Álvarez, que terminaron el encuentro con la sensación de que el resultado fue demasiado corto. Una anécdota si se tiene en cuenta que logró el objetivo que se había propuesto: dar otro paso hacia el play off'. Ya solo quedan cuatro jornadas.
Destacados
Por parte del Beti-Onak destacó Rubén Rodríguez, quien con ocho goles compartió el título de máximo goleador del partido con el navero Darío Ajo. Este protagonizó una muy buena actuación a pesar de soportar una defensa excesivamente dura en algunos momentos del encuentro. En el Viveros Herol Nava también brilló Alberto García, que jugó el partido casi al completo debido a la falta de recambio en el lateral derecho tras la marcha de Roberto Pérez al Cuatro Rayas Valladolid, donde también está jugando ahora Nico López. Dos efectivos menos con los que se ha quedado el conjunto navero, que sí que mantiene en su plantilla a David de Diego, que regresó a la convocatoria frente al Beti-Onak después de no haber podido gozar de apenas continuidad debido a varias lesiones.
El guardameta navero saltó a la pista en los últimos minutos del choque contra el conjunto navarro en sustitución de Ángel González, que se retiró con unas molestias en la rodilla. Este va a empezar a considerar la posibilidad de tildar de maldita la cancha de Nava de la Asunción, ya que en ella ya sufrió hace algunas temporadas una grave lesión.
Al margen de esa cuestión en la portería, el Viveros Herol Nava terminó contento el partido. «Hemos dominado de principio a fin y todos los jugadores han aportado», destacó su entrenador, Raúl Álvarez. «Conseguimos abrir una ventaja importante y, aunque una mala racha de fallos en los lanzamientos hizo que nuestro rival se acercara, el equipo no perdió la intensidad y concentración, y consiguió sobreponerse»

link: El Norte de Castilla