El equipo ofreció su mejor versión ante el Anaitasuna, al que derrotó por 35-27, y se benefició de la derrota del Lanzarote en Gran Canaria para abrir un hueco de 3 puntos en la pelea por la segunda plaza con sólo cinco partidos por delante. Darío Ajo fue el máximo goleador de un duelo solidario, a beneficio del proyecto ‘Con mi apoyo’. Raúl Álvarez destacó la labor de los suyos: “Jugando como hoy, el equipo puede ganar a cualquiera”. Los cadetes ganaron en su lucha por clasificarse para el Sector.


Alrededor de 700 espectadores disfrutaron de una de las victorias más importantes de la temporada para el Viveros Herol Balonmano Nava. El equipo sumó dos puntos más, importantísimos en la lucha por el segundo puesto, y además vio cómo su rival más directo caía derrotado en Gran Canaria. Y, por si esto fuera poco, el club colaboró con el proyecto ‘Con mi apoyo’ a beneficio de Aspace Segovia.
Precisamente uno de los miembros de la asociación hizo el saque de honor previo al partido. Hacía falta un partido así para recuperar sensaciones. Tras un primer tramo de igualdad, el equipo navero cogió cuatro goles de ventaja en el ecuador de la primera mitad, situándose 10-6. Aun así, Iñaki Pérez, técnico del equipo navarro, pidió tiempo muerto y logró frenar la sangría reduciendo la diferencia a un gol, 14-13, a seis para el descanso. El Viveros Herol se sobrepuso a las exclusiones de Darío Ajo y Carlos Domínguez, su recambio en el pivote ante las bajas de Nico López y Javier Gamarra, y con un gol de Guillermo Campillo y las paradas de Blas llegó 18-16 al descanso. En la previa del encuentro, también se había rendido homenaje a los cuatro naveros que participaron en el Nacional de selecciones territoriales en categorías inferiores: Mario García, María Pérez, Laura Armada y Alba Herranz.
Volviendo al partido, en la segunda mitad, el Nava no se descompuso. Mantuvo el nivel y supo hacer frente a la defensa 3:2:1 del Anaitasuna, aumentando las diferencias. Un gol de Bruno Vírseda a la contra colocó el 23-19 en el minuto 40. Anaitasuna lo intentó, incluso jugando sus exclusiones con portero-jugador, pero el Balonmano Nava estaba muy bien asestado en la pista, leyendo perfectamente cada jugada. Con Darío Ajo aportando 10 goles y Alberto García liderando en la creación y volviendo loca a la defensa navarra desde el lateral derecho, la distancia se amplió hasta el 29-22 a diez minutos para la conclusión. Los últimos minutos fueron una fiesta, con minutos para todos, y sirvieron para confirmar que cuando el equipo está enchufado, pocos rivales pueden hacerle frente. Al final, 35-27 y el segundo puesto un poco más cerca.
Raúl Álvarez: “Jugando como hoy, podemos ganar a cualquiera”.
“Necesitábamos un partido en casa completo, sin bajones en los últimos 15 minutos que nos obligaran a pelear al final. Estos equipos tan físicos, que van rotando mucho y en los que participan los 14 jugadores, pueden darte un susto en un final igualado. Hoy el equipo ha leído muy bien al rival, hemos sabido romper el partido y llegar a los últimos minutos tranquilos. Si jugamos como hoy, podemos ganar a cualquier equipo” manifestó Raúl Álvarez.
El técnico del Anaitasuna, Iñaki Pérez, reconoció la superioridad local: “Tenemos muy claro nuestro estilo de juego, abierto y tratando de sorprender al rival. La diferencia en calidad y kilos entre ambas plantillas es grande. Hemos peleado el partido hasta donde nos ha llegado la gasolina y el rival también ha sabido explotar nuestras debilidades. Han sabido aprovechar nuestra defensa y han jugado muy bien con el pivote. En la segunda parte, nos hemos visto superados”.


Pero este no fue el único partido importante disputado en Nava de la Asunción este fin de semana. Los chicos del equipo cadete, el Calzados Rober Balonmano Nava, se jugaban el pase al Sector de Castilla y León ante La Salle Valladolid. Tras una primera parte excepcional, los de Riki Margareto llegaron al descanso 23-15 apoyados en su intensidad defensiva que les facilitó las rápidas transiciones.

En la segunda mitad, la diferencia alcanzó los ocho goles nuevamente pero el cansancio hizo mella en los jóvenes jugadores naveros que vieron reducida su renta a cuatro goles, 36-32, y tendrán que jugarse el pase en el partido de vuelta el próximo fin de semana.
“Será un partido igualado, jugar fuera es diferente. Estos partido de cara a los jugadores son muy buenos para coger experiencia para futuras competiciones, no olvidemos que estamos hablando de un grupo de chicos de categoría cadete de primer año” declaró Riki tras el encuentro.

link: Segoviasport.com